Villavieja le apuesta a la albahaca como oportunidad de negocio

0
La empresa Agropita Export SAS, que ha incursionado en la producción y exportación de albahaca fresca al mercado de los Estados Unidos, vienen generando un importante impacto socioeconómico en la población de La Victoria, Municipio de Villavieja.
25 mujeres cabeza de hogar trabajan en este proyecto que también vincula a jóvenes de la localidad.

Especial/24-7Semanario

A pesar de la pandemia y las consecuencias que dejo sobre todo en el campo laboral y económico, esto fue una excelente oportunidad, para que diversos empresarios les apostaran a nuevas posibilidades de negocios.

Ello, fue lo que ocurrió con Carlos Eduardo Mayor Mayor, gerente de la compañía Agropita Export SAS, que decidió romper paradigmas y aportarle a la siembra de albahaca en el municipio de Villavieja; una localidad cuya base económica siempre ha girado en torno a la ganadería, al monocultivo de arroz y al turismo.

Con respecto a su iniciativa, Carlos Eduardo Mayor Mayor indicó que se la “jugó” con la población de la localidad en sacar ese paradigma de que si no era solo arroz no se podía explorar otra alternativa.

Por ahora, la empresa actualmente cultiva 3 hectáreas de tierra las cuales son sembradas de manera escalonada para siempre tener producto para cortar y exportar.

 “Es un cultivo alternativo a esta zona, tan golpeada que ha sido con el cultivo del arroz últimamente, entonces decirle a la misma comunidad que se saque ese chip de la cabeza que solo el monocultivo del arroz es productivo, hay otros productos, otro comercio que podemos conquistar, y desarrollar otros cultivos alternos”, sostiene el empresario.

Exportación a Estados Unidos

Con orgullo, Carlos Eduardo comenta que del total de la producción que se cosecha empleando mano de obra de mujeres cabeza de familia, desplazados, y jóvenes de la región, cerca del 90% tiene como destino el mercado de los Estados Unidos, donde esta aromática hierba es utilizada en pizzerías y restaurantes especializados.  Y pese a que este ejercicio de ventas internacionales se hace actualmente con el apoyo de intermediarios, la intensión en un futuro próximo es exportar directamente. 

 “Este producto la gran mayoría, cerca del 95% sale a exportación para Estados Unidos, desafortunadamente estamos empezando a hacer el curso, llevamos año y medio; no tenemos todavía el contacto en el exterior, entonces nos toca utilizar los intermediarios (…) y queremos con el apoyo de Procolombia también que vamos de la mano con ellos para llegar a exportar.  Esa es la finalidad quitarnos los intermediarios que como bien lo sabemos se quedan con la mayor participación de las utilidades”, dijo. 

Su proyecto apunta a tener presencia directa en los Estados Unidos, y está consignado en su plan de trabajo. “Lo que queremos en tener un contacto directo en Estados Unidos, el plan yo lo hice a 5 años compuesto por 3 etapas, productor, exportador, y tener mi empresa en Estados Unidos, entonces queremos tener a Agropita en ese país”, concluye el empresario.

Para quienes trabajan en este emprendimiento; esto se ha convertido en una gran oportunidad para sacar adelante su familia.

Apoyo gubernamental 

Teniendo en cuenta que el fuerte económico del departamento del Huila es el sector agropecuario, y que de acuerdo a las políticas trazadas por el gobernador, Luis Enrique Dussán López, hay una necesidad imperante de incursionar en la transformación de los productos para darles un valor agregado, este proyecto viene recibiendo el apoyo de asistencia técnica de la Secretaría de Agricultura, y se espera vincular a otras entidades para hacer equipo y crear nuevos productos a partir de esa materia prima, como lo explica el ingeniero, Henry Mauricio Salas Montealegre, secretario técnico de la Cadena de Frutas y Hortalizas del Huila.

 “Muy complacidos de estar aquí, nos asiste el compromiso de asistir técnicamente a esta empresa con el Equipo de la Secretaría de Agricultura en cabeza del Dilberto Trujillo Dussán, y es importante pertenecer a este gran proyecto. En la parte de agroindustrias estamos muy interesados en hacer parte de este proyecto tanto en la parte de transformación, hemos pensado en hacer convenios junto con el SENA y Procolombia para la transformación de la albahaca en aceites esenciales, en deshidratados, y la producción de salsas como salsa pesto”, sostuvo el funcionario.

Apoyo a madres cabeza de familia

Por su parte, Marilyn Vanegas Olaya, jefe de personal de la compañía, destacó el positivo impacto social que tiene Agropita Export SAS en la región gracias a las oportunidades de empleo que genera, principalmente a mujeres y jóvenes quienes se encargan de las labores de corte, clasificación y empaque del producto.

“Estamos trabajando 25 mujeres cabeza de hogar entre ellas 4 desplazadas, y también hay vinculación de jóvenes tanto mujeres como hombres. La jornada inicia a las 7:00 de la mañana, se les trae su material que son los termos de icopor para evitar que la albahaca se deshidrate, cada una trae sus tijeras e iniciamos a cortar para llevarla hasta la planta para clasificación y empaque”.

Para la señora Matilde Olaya Cortés, este emprendimiento se ha convertido en una gran oportunidad para sacar adelante su familia.

“Yo trabajo aquí hace 7 meses en Agropita, y le doy gracias a su propietario por habernos dado esta oportunidad de trabajar aquí a las madres cabeza de hogar, y estoy feliz trabajando por los hijos”, dijo.

El cultivo

Esta empresa actualmente cultiva 3 hectáreas de tierra las cuales son sembradas de manera escalonada para siempre tener producto para cortar y exportar.

La albahaca (Ocimum Bassilicum) es una hierba aromática muy empleada en la cocina y medicina.

Desde la siembra de la semilla en los almácigos hasta el trasplante de la Albahaca transcurren 20 días. Posteriormente entre los 30 y 40 días se hace el primer corte, y desde ese momento se hacen cerca de 10 cortes semanales, donde la hierba deja de producir brotes de calidad, por lo que es erradicada y el suelo es preparado para una nueva siembra.  

Actualmente el cultivo está en proceso de transición hacia una agricultura limpia, mediante la utilización de productos orgánicos para el control de plagas y enfermedades, lo que permitirá la sostenibilidad ambiental, y abrirá las puertas a nuevos mercados.

Adicional a ello, es de anotar que las hierbas aromáticas deben ser cultivadas con los más altos estándares de calidad para garantizar una vida útil en la góndola, y por eso las exigencias varían de acuerdo a las variedades.

Por lo general, los cultivos de hierbas aromáticas suelen abonarse poco con el fin de mantener los sabores y aromas de las plantas.

Según conocedores del tema, para ser comercializados deben garantizar la inocuidad de agentes contaminantes que puedan afectar la salud humana, por ello existe la alternativa del uso de insumos biológicos y orgánicos para mantener los cultivos.

Productos muy apetecidos en EE.UU

Albahaca, hierbabuena, tomillo, romero, laurel, salvia, menta y comino, se constituyen en aquellos elementos que no pueden faltar en las casas cuando de darle sabor a las comidas se trata.

Sin embargo, su uso va más allá del culinario y también se les reconoce por sus poderes medicinales, de allí que sean demandadas además tanto por la industria farmacéutica como por la industria cosmética.

En cuanto a especies, las más producidas en Colombia son albahaca, cebollín, eneldo, laurel, mejorana, menta, orégano, romero, tomillo, cilantro, salvia y cardamomo en diferentes zonas del país, en donde se destacan los departamentos de Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Valle del Cauca y Eje Cafetero.

Muchos coinciden en que el potencial exportador de hierbas aromáticas en Colombia es grande, puesto que estos productos tienen un significativo consumo en mercados naturales como Estados Unidos y Europa, y por ende se convierten en grandes demandantes.

Según el Ministerio de Agricultura, Colombia exporta anualmente cerca de 1.200 toneladas por un valor de US$2,6 millones, siendo Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea los principales destinos. En ese orden de ideas, las variedades que más se venden al extranjero son albahaca, hierbabuena, tomillo y romero.

Sin embargo, para los productores las barreras sanitarias que impiden acceder a los mercados internacionales se convierte en el palo en la rueda de su competitividad.

Cocina y medicina

La albahaca (Ocimum Bassilicum) es una hierba aromática muy empleada en la cocina. Esta planta tiene su origen en las islas del mar Egeo, Persia e India.

Tradicionalmente se utilizaba con fines medicinales. Los antiguos egipcios utilizaban la albahaca por su acción antiséptica y en el Lejano Oriente se consideraba una medicina para la tos y dolencias renales.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.