“Siempre he competido contra mí”, en Tokio Sebastián proyecta superar lo hecho en Río

185

El nadador olímpico Sebastián Morales Mendoza está saltando de felicidad luego de la apertura del complejo acuático en la ciudad de Medellín, lo que le permite enfocarse en lo que será el preolímpico del próximo año en el mes de febrero y sus segundos Juegos Olímpicos, esta vez en Tokio. Morales es el mejor clavadista de trampolín de tres metros del país y uno de los más destacados en el mundo.

Por: Isauro Quintero Barrera
Twitter: @chequiba
Isauro.quintero2012@gmail.com
Especial/ 24-7 Semanario

Pasaron seis meses lejos de su segunda casa, las piscinas y los trampolines del Complejo Acuático de la Unidad Atanasio Girardot de Medellín, su costumbre de estar en el agua diariamente fue retada en cuarentena y es que solo estaba acostumbrado a estar lejos de las piscinas tan solo diez días en algunas vacaciones.

“El reinicio fue chévere, nos divertimos mucho, es bastante complicado porque ya nos sentimos un poco diferentes en el momento de hacer una mortal, lo que para nosotros era algo de todos los días, se siente un poco más pesado, un poco más lento, vamos poco a poco, pero fue una sensación de alegría, contentos a pesar de que estamos restringidos a entrenar solamente dos horas diarias, pero algo es algo, peor es nada, ahí vamos recobrando el nivel para más adelante realizar una excelente competencia en el preolímpico” fueron las palabras del antioqueño Sebastián Morales Mendoza en el diálogo exclusivo con NoticiaN24-7.

Estuvo en Río de Janeiro y ahora estará en Tokio, su meta es hacer la mejor actuación.

Los más de 180 días sin entrenar en las piscinas del complejo le fortalecieron en paciencia, comunicación, comprensión, ser mejor persona y conocerse más, “ya volvimos, pero el protocolo siempre ha sido muy exigente, pocos al momento de entrenar, somos ocho, estamos divididos por dos grupos de cuatro y dos horarios diferentes, nos toman la temperatura,  preguntan si hemos tenido algún síntoma de Covid, siempre tenemos que estar con el tapabocas, con una distancia adecuada, llevar nuestros propios implementos de bioseguridad, si tocamos el suelo, las barras, un pasamanos, de una alcohol o antibacterial, esperamos más adelante los entrenamientos sean a doble jornada” dijo el joven de la Selección Colombia de Clavados.

Sus mascotas le acompañaron durante el aislamiento y son su mejor compañía.

Sus más preciadas compañías

Estar solo ni de chiste, Sebastián Morales ha tenido una excelente compañía, además de su novia, le divierte y le distrae tener dos perros Border Collie que tienen un año y con sus travesuras le sacan de la rutina, “ellos fueron los que hicieron los días más a menos, de la monotonía salían con cualquier cosa por ser cachorros,  una raza muy inteligente, se dejan enseñar, saben muchos trucos, son demasiados enérgicos, podemos salir a trotar con ellos, hacer deporte, los mimamos en la casa, así nos responden con mucho amor, uno de los momentos más bonitos es cuando nos despertamos en la mañana ellos van y nos saludan como si nos hubiésemos separado un año completo, el amor que una mascota te da es algo increíble”.

Él mismo es su rival

Sebastián ha cambiado su terquedad y lo caracteriza el retarse él mismo, “siempre he competido contra mí, siempre me he sentido el mejor, yo creo que, si uno no se siente mejor, nadie más lo va a hacer por ti, ha sido una pelea constante, hace poco Daniel Restrepo viene desde atrás como empujándonos fuerte, viene diciendo aquí también estoy yo, por lo que ha sido muy bueno”.

“Me encanta llegar a un lugar alto y mirar hacia abajo, ver un río, el mar y sentir esas ganas de lanzarme”

Desde muy niño es apasionado por la adrenalina, “me encanta llegar a un lugar alto y mirar hacia abajo, ver un río, el mar y sentir esas ganas de lanzarme, me encanta esta sensación, amor a ese momento peligroso”, actualmente con la para en las competencias y su clasificación anticipada un año a Juegos Olímpicos de Tokio lo tienen enfocado en lo que será el preolímpico de febrero 2021 en Tokio en la Copa del Mundo organizada por la FINA.

“Daniel Restrepo y yo tenemos el cupo a Tokio, el resto del equipo sigue luchando en plataforma, junto con Daniel tenemos el reto de clasificar en el sincronizado, nos parece que es una competencia muy posible, somos una pareja que tiene un buen grado de dificultad, nos entendemos muy bien, tenemos un buen resultado internacional, queremos seguir caminando con el pie derecho para estar en olímpicos también en ello y ojalá pelear algo grande” dijo.

A Tokio llegó anticipadamente en el Campeonato Mundial de Corea del Sur donde los registros de los seis saltos en el trampolín de tres metros lo metieron a las justas en Tokio, 71.40, 75.24, 85.50, 54.00, 85.80 y 76.50, estos registros le dan el lujo de seguir luciendo sus aros olímpicos porque se clasificó a sus segundos Juegos y solo tiene la fe intacta que no serán cancelados.

“Es un tatuaje con una historia muy bonita, muy importante para mí y que soy uno de los pocos que anda de arriba y para abajo con dichos aros”.

¿Qué opina de lo que viene sucediendo con los Juegos Olímpicos, aplazados para el próximo año y tambaleando su realización?

Este tema desde el año pasado viene así, siempre hemos estado en un sube y baje de emociones, alegres porque se va a hacer y triste porque no se hizo este año y tristes porque para el otro año puede ser que no estemos listos completamente y no podamos asistir. Eso ha sido así, por mi parte creo que, si se va a realizar, esperemos que así sea, hay fechas fijas entre julio y agosto, esperemos que sea así para poder disfrutar y los amantes al deporte lo hagan desde sus casas.

Se dice que los deportistas que clasifican a unos Juegos Olímpicos pueden lucir los aros tatuados, en tu caso, ¿cómo fue esta experiencia?

Esto es un tema lo más de chévere, la gran mayoría de deportistas que han ido a los Juegos Olímpicos tienen algún accesorio, anillo, cadena, con los aros olímpicos y un tatuaje, pienso que tenerlo es la forma de representar que estuvimos en los Juegos Olímpicos, culturalmente todos entendieron que solo los deportistas olímpicos tienen entre comillas el derecho de lucirlo, esto es algo bonito, apenas llegué de Río a las dos semanas me hice el tatuaje en el costado izquierdo de mis costillas, lo luzco felizmente, orgulloso, porque es un tatuaje con una historia muy bonita, muy importante para mí y que soy uno de los pocos que anda de arriba y para abajo con dichos aros.

¿Qué recuerdas con la frase: “sino hace tal cosa, no entrenas”?

Esta frase es de mi mamá y mi papá, a mí me gustaba mucho ir a entrenar, es algo que me llena, yo llegaba del colegio corriendo para poder asistir a la piscina a mis entrenamientos, los padres siempre saben qué es lo que le gusta a uno y qué es lo que le duele más, la play, quitándole las salidas y a mí me castigaban, y me decían hace las tareas o mañana no entrena, entonces decía uno, mañana no voy a saltar, no voy a ver a mi amigos, no voy a jugar en los trampolines y en las camas elásticas, entonces lo hacía.

¿Qué recuerda de Río de Janeiro, primera participación olímpica?

Río de Janeiro fue un momento muy especial, muy bonito, fueron mis primeros Juegos Olímpicos, me clasifiqué sin tener la menor idea que estaba haciendo un Ciclo Olímpico, además que fue muy cerca de mi país, se sintió un ambiente de felicidad, los momentos más bonitos fue haber competido hasta la final, para un deportista poder escalar es importante, fue muy chévere decir ven aquí está Colombia está dando lo mejor, es algo que más recuerdo.

“Río de Janeiro fue un momento muy especial, muy bonito, fueron mis primeros Juegos Olímpicos”.

Usted habla que lo que más faltó en Río fue la parte psicológica, ¿qué importancia tiene aspecto en el deporte de alto rendimiento?

Siempre he sido una persona un poco terca, siempre he pensado que si uno va hacer las cosas, alguien va a llegar a decirte cómo hacerlas, pero la psicología deportiva es bastante importante, llega un punto donde uno siente nervios, por alguna razón hizo un salto mal y te queda eso en la cabeza y no sabes cómo solucionarlo, una psicólogo deportivo está para ayudarte; si aprendí a dejar ese orgullo de lado, escuchar a las personas que me querían ayudar, llevar por ese camino para poder ser mucho mejor, toda mi vida a girado en este deporte, ha sido un cambio importante cuando llegué de Río le abrí mis puertas, hemos trabajado con la psicóloga Lina Orrego hemos trabajado muy bien.

Un año de anticipado logró su clasificación a Tokio 2020, ¿cómo fue la hazaña?

Esto fue algo muy chévere, hacerlo con un año de anticipación fue un logro del que me enorgullezco mucho, nunca ningún clavadista  lo había logrado, me gusta crear historia, marcar el primero que hizo fue Morales, estoy muy contento, trabajamos mucho para poder clasificar, nos fuimos casi mes y medio para Italia a una concentración bastante fuerte, todo el entrenamiento dio los frutos allá estuvimos Corea participando y logrando la final mundial y clasificando a los Juegos Olímpicos, posteriormente a esto llegó Daniel Restrepo y también clasifica por lo que somos los dos que clasifican a unos juegos con un año de anticipación, se puede replantear mucho mejor los procesos, el trabajo, lo que se va a hacer con miras a y me siento muy bien.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp