Sergio y Erika, amor ‘marcado’ por el escándalo

566

Por Jhon Freddy Figueroa
Fotos: Carlos Urrea

Luego de conocidos los hechos en los cuales al parecer Sergio Andrés Murcia, agredió físicamente y marcó con un hierro en uno de sus glúteos a su ex novia Erika Milena Amell Trejos, ambas partes dieron a conocer sus respectivas versiones.

A través de su apoderado, el abogado Héctor Andrés Gutiérrez Barreiro, se indicó que Sergio Andrés alega su defensa y es por ello que ya interpuso la respectiva demanda por injuria y calumnia ante la Fiscalía General de la Nación.

De acuerdo con el abogado de Sergio Andrés, el proceso en estos momentos se encuentra en etapa preliminar en la Fiscalía Octava de Neiva.

“Mi apoderado en estos momentos se encuentra muy afectado y sorprendido por la situación presentada por la señora Erika Milena Amell Trejos”

Según el propio abogado del denunciado por maltrato y agresión a la humanidad de Erika, la relación entre los dos era bastante especial a pesar de ser una relación extramatrimonial y que se venía deteriorando desde hace tiempo y llegó a su fin a finales del mes de diciembre del año pasado.

“Sergio le dijo en un momento a Erika a finales de diciembre que ya no podía más con esto por tanto problema y ella le dijo, no me puede dejar y ese va hacer mi último querer y hare todo lo posible por que no me abandone” dijo Gutiérrez Barreiro.

Abogado Héctor Andrés Gutiérrez Barreiro, defensor de Sergio Andrés Murcia.

No hubo maltrato

Para el apoderado de Sergio, una de los gustos de Erika son los tatuajes y en determinado momento de la relación fue la propia mujer la que le dijo a Sergio que quería ser marcada por el hierro que tiene la estampa de las iniciales de su apoderado  y con el cual marcaba el ganado de su finca.

“Después de tanto tiempo que ellos, venían y volvían de su relación extramatrimonial, en algún momento ella le dijo, quiero que se quede conmigo para siempre y quiero que me marque con ese hierro” sostuvo Gutiérrez Barreiro.

Ella se autolesionó

En declaraciones que brindo a este medio de comunicación el abogado defensor de Sergio Andrés Murcia, señaló que fue la propia mujer la que se auto marcó las iniciales con el hierro caliente en un afán de mantener dicha relación.

“Ella se marcó en la noche del 23 de diciembre de 2016” el abogado Gutiérrez Barreiro señaló que desde ese día, a pesar de lo sucedido, ellos continuaron con la relación, la cual finalizó el 26 de diciembre.

“Tenemos bastante material probatorio y conversaciones de what app del equipo celular de Sergio y en donde ella acepta que ese fue un error que ella tuvo y ese es el que tiene vinculado a Sergio en esta situación”

Para el defensor de Sergio, su cliente nunca maltrató a Erika Milena, contrario a como lo quieren hacer ver hoy día en donde es señalado y tiene en riesgo su integridad a causa de una situación que reiteró hace parte de la convivencia intima de la pareja.

Sobre el comportamiento de Erika Milena, el abogado Héctor Andrés Gutiérrez Barreiro, manifestó que la pareja compartía juegos eróticos cargados de sado masoquismo e insinuando que eran de Erika para con Sergio.

“Son situaciones intimas que desconozco pero simplemente me baso a las pruebas que tengo y en la cual hay testimonios en donde efectivamente verifican que además de esos sistemas de relaciones íntimas entre ellos, ella, también tenía una inclinación hacia personas de su mismo sexo y por eso uno de los últimos altercados fue el 23 de diciembre de Sergio para con ella porque el observó que ella tenía un acercamiento más íntimo con un mujer que departía con ellos”

Para el abogado Héctor Andrés Gutiérrez Barreiro, es claro que en este caso  para Erika Milena y según conversaciones de what app y que están aseguradas mediante cadena de custodia, se verifica que ella, era conocedora de estos hechos y le era placentero estos hechos que realizó.

No obstante y ante la gravedad de los hechos y que tienen en la picota pública a ambas personas, el abogado Gutiérrez Barreiro dice desconocer cuales son las pretensiones de la mujer dado que no ha tenido contacto ni con Erika ni mucho menos con su abogado.

“No conocemos si hay algún interés económico o simplemente es parte de asegurar el lugar que la señora Erika Milena, pueda tener en su hogar permanente” sostuvo el abogado de Sergio.

Gutiérrez Barreiro, reiteró que todo lo acontecido en este escandaloso episodio que ha dado de que hablar a nivel nacional obedece a unos sentimientos de una mujer que la han llevado a cometer actos extremos por retener el amor de una persona.

Erika rompe su silencio

Dadas las declaraciones del abogado defensor del señor Sergio Andrés Murcia, esta Casa Editorial habló de manera exclusiva con Erika Milena Amell Trejos, quien en compañía de su abogado Carlos Andrés Pérez Fernández desmintió las declaraciones del defensor de Sergio.

Con respecto a que ella por si misma se marcó su glúteo con el hierro caliente, Erika fue tajante al indicar que es una falsedad e indicó que siempre fue el propio Sergio el que en reiteradas ocasiones le decía que la iba a marcar porque era de su propiedad.

“La verdad nunca me imaginé que lo fuera hacer pero con consentimiento mío no fue” sostuvo Erika Milena Amell Trejos.

La mujer visiblemente afectada por todo lo que ha sucedido reiteró que jamás en la relación hubo algún tipo de aberración como lo ha manifestado Sergio a través de su abogado; por el contrario se refirió al maltrato psicológico que recibía por parte de su ex novio cuando le decía que ella, era su “Yegua” ante lo cual en reiteradas ocasiones ella, le pidió respeto que nunca obtuvo de Sergio.

Erika, a estas alturas de la vida, no sabe a ciencia cierta qué fue lo que pasó o si este negro episodio de su vida se ocasionó como una forma de desquitarse con ella en el momento de la reconciliación.

“Él dijo allá en la Fiscalía que yo le insistí en que me marcara y él, por eso lo hizo” sostuvo Erika quien dijo que el proceso de conciliación entre la pareja se realizó el pasado 10 de febrero.

Decidió hablar

Erika contó a este medio, que fue una hermana suya, quien la motivó a que instaurará la respectiva denuncia para que el responsable recibiera el respectivo castigo que merece por parte de la justicia.

“A mi hermana le dije que a mí me daba miedo denunciarlo porque no sabía cómo fuera a reaccionar Sergio” dijo la mujer.

La mujer también relató que en varias ocasiones trató de solucionar este inconveniente y por ello buscó a Sergio; pero dada su negativa decidió instaurar la respectiva denuncia el pasado el 6 de enero.

Con voz entrecortada, Erika dijo que luego de sucedidos los hechos que ya son de conocimiento público, no denunció el hecho en su momento dado que la embargaba el miedo y a su vez vergüenza de que sus hijos y demás se enteraran de lo que había sido víctima por parte con quien llevaba una relación sentimental.

Con respecto a las afirmaciones del abogado de Sergio, quien manifestó que Erika convivía aún con el papa de sus hijos, fue tajante al indicar que desde hace 5 años no convive con esta persona.

“El papá de mis hijos está al tanto de esto y me ha dicho que me servirá de testigo porque le dolió mucho lo que sucedió; dado que aún me estima” sostuvo.

Abogado Carlos Andrés Pérez Fernández, defensor de Erika Milena Amell Trejos.

Falsas afirmaciones

Para Erika Milena Amell Trejos, decir que ella, tiene conductas sado masoquistas y de lesbianismo, hacen parte de la estrategia de la defensa de Sergio para mancillar su nombre y pasar de victimario a víctima.

“Sergio es una persona que tiene dos identidades. Con la familia y con los clientes, es el empresario, el buena gente, el señor; pero conmigo se destapó lo que él es que es bebedor, consume perico, mete poper, probó la marihuana” y añadió “Aquí el del comportamiento masoquista es él, porque era quien me inducía y sus regalos siempre eran ropa y juguetes sexuales y cosas que me tocaba colocarme porque insistía en que las vistiera”; Erika Milena, manifestó que era cosas degradantes, además de comportarse en la intimidad de una manera agresiva.

Por ahora el proceso apenas comienza y ambas partes esperan que sea la justicia quien dirima este asunto. Erika, quiere sentar un precedente y a pesar de que reconoce que aguanto malos tratos por amor, quiere que su vida vuelva a la normalidad.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp