Rubén y Andrés Vanegas, los vigías del patrimonio paleontológico de La Tatacoa

0

Desde muy niños, los hermanos Vanegas tuvieron la curiosidad de recolectar fósiles de animales que habitaron La Tatacoa hace millones de años; ellos, han hecho lo posible para proteger, conservar y divulgar el patrimonio paleontológico, natural y turístico del municipio de Villavieja.

Especial/24-7Semanario

Aunque el sueño de los hermanos Vanegas siempre fue tener su propio museo que permitiera dar a conocer las riquezas históricas y culturales de La Tatacoa, solo fue hasta hace un año que lograron consolidar su propósito. No fue fácil, sin embargo, no se dieron por vencidos hasta ver los fósiles al servicio de la comunidad.

Todo comenzó cuando con 11 años, Rubén Darío Vanegas, hizo un recorrido en La Tatacoa, lugar que despertó su curiosidad, debido a que en el trayecto logró descubrir “objetos extraños”. “A esa edad, tuve la oportunidad de ir a la zona más turística de la Tatacoa, caminando por este sitio, me pude encontrar dos fósiles, estos me parecieron objetos muy extraños; los traje y comencé a preguntarle a personas que pudieran darme información sobre esto, pero la verdad las personas califican estos objetos como piedras”, sostuvo.

Su trabajo hoy es admirado y seguido por varias universidades que gustan de la paleontología.

Poco a poco, estos dos hermanos comenzaron a indagar más sobre el tema, pues querían conocer la historia del sitio, al punto que comenzó a preguntarles a sus familiares, sobre lo que conocían de la tierra que los había visto nacer.

“Un familiar me regaló una cartilla que hablaba de dinosaurios, fue el único elemento que me ayudó a esclarecer un poquito más lo que me había hallado; así me comencé a apasionar por la paleontología y comencé a investigar. También le comencé a preguntar a mi abuelo, él era una persona líder del Centro Poblado La Victoria, y aprendía desde el conocimiento de él”, dijo Vanegas.

Vanegas también contó como propició en su hermano el amor a la paleontología, lo que hizo que los jóvenes investigadores fueran consolidando cada vez más, la idea de conformar un museo.

“Cuando mi hermano tenía ocho años, lo llevé a un lugar donde había una tortuga fosilizada, él, la vio y se enamoró del tema de la paleontología, entonces así los dos empezamos a meternos en este cuento. Mi hermano luego le contó a unos amiguitos y ellos le comentaron en donde habían visto dientes de dinosaurio, y así nos llevaron a una localidad cerca de La Victoria que estaba llena de restos de todo tipo de animales, ahí fue cuando inició la idea de tener un museo, todo era como un juego de niños”, aseguró.

Primer proyecto paleontológico

Lo que no sabían los hermanos, era que la idea que rondaba sus cabezas era el primer proyecto paleontológico de Villavieja, pues fue la primera vez que dos jóvenes de la tierra, se interesaron por conservar los restos de animales que en algún momento habitaron esta zona.

“La Tatacoa se descubrió hace más de 100 años, pero este es el primer proyecto que se consolida acá en la comunidad y que nació desde la población. Nosotros fuimos los que nos preocupamos por este patrimonio; para nosotros era muy importante que este patrimonio se quedara en el territorio”, manifestó Andrés Felipe Vanegas, director de la fundación Vigía del Museo de Historia Natural La Tatacoa.

‘Mosaico’

Cinco experiencias brinda el Museo de Historia Natural La Tatacoa, la primera de ellas lleva por nombre ‘Mosaico’, y es donde precisamente se muestra la gran variedad de fauna que habitó estos terrenos hace aproximadamente 13 millones de años.

“Acá mostramos todo lo que tiene que ver con la diversidad paleontológica que hay en el desierto de la Tatacoa, este lugar tiene uno de los yacimientos de fósiles más importantes de Colombia y del mundo. Esta parte muestra al visitante, primero, la diversidad, acá se han encontrado más de 300 especies de animales como caimanes, tortugas, aves y crustáceos, entre otros”, indicó el investigador.

En esta primera experiencia, los jóvenes logran mostrar de manera didáctica, la diferencia que existen entre una roca y un fósil, inquietud que surge en las personas cada vez que se toca el tema.

“Acá también enseñamos a diferenciar a los visitantes entre un fósil y una roca. La mayoría de lo que encontramos en la Tatacoa son restos de animales que vivieron hace 13 mil millones de años, pero no solo se fosilizan los huesos sino también el excremento, las mordidas, entre otras cosas, entonces enseñamos a diferenciar por medio de patrones estos objetos”, aseguró Andrés Vanegas.

‘De verde a ocre’

La transición de bosque húmedo a bosque seco que experimentó La Tatacoa también ocupa gran parte del Museo de Historia Natural La Tatacoa, por eso, es la segunda experiencia que pueden encontrar los visitantes en el lugar.

En el museo prima el amor hacia la paleontología.

“Acá hacemos un paralelo entre la historia del bosque húmedo que hubo en La Tatacoa hace millones de años y de todos los cambios biológicos que se dieron para llegar a lo que llegamos hoy en día, es decir, el bosque seco tropical. La gente piensa, por la propaganda que se le ha dado a La Tatacoa que esto  es un desierto y no es así, esto es un bosque seco tropical”, aclaró uno de los hermanos.

En este sitio también se instruye a los visitantes sobre las especies que todavía habitan el lugar, por eso se dieron a la tarea de instalar cámaras trampa que lograran captar momentos de la fauna en esta zona de Villavieja.

“Nos dimos a la tarea de colocar 20 cámaras trampa con la Universidad de Los Andes, para descubrir los animales que actualmente habitan La Tatacoa. Hay una fauna increíble, tenemos venados, mapaches, marsupiales, tigrillos, armadillos y otra gran cantidad de animales que todavía habitan La Tatacoa”, manifestó Vanegas.

Hoy en día, en el museo se adelantan investigaciones serias y que son seguidas por revistas de investigación científica.

 ‘Entre gigantes’

Animales de enormes características también habitaron este mítico lugar, por eso ‘entre gigantes’ lo que busca es educar a los visitantes de manera didáctica y dar a conocer  las dimensiones de la fauna que existió en La Tatacoa.

“En La Tatacoa se han encontrado restos de animales muy grandes, a esto se le llamó la mega fauna, habían animales de más de una tonelada. Acá tenemos algunos de los más sobresalientes para que las personas que visiten el museo puedan observarlos y aprender acerca de ellos”, aseguró.

Restos cuyo primer sitio donde fueron hallados fue el departamento del Huila, también hacen parte de esta tercera experiencia.

“Tenemos telares para que las personas se comparen con el tamaño real de los animales. Entre ellos está el huilaterium, que fue un animal que habitó esta zona de La Tatacóa y un purussaurus neivensis, que se llamó así porque los restos fueron encontrados por primera vez entre Aipe y la ciudad de Neiva”.

Laboratorio de paleontología Valerie Hoard

Debido a que el astronauta William Anders donó por medio de Carlos Jaramillo recursos al museo de los hermanos, estos decidieron colocarle al laboratorio el nombre de la esposa del integrante del Apolo VIII. Allí, se muestra lo que ocurre antes de la exhibición de fósiles, un sitio diseñado para educar a los amantes de esta labor.

“Este laboratorio fue diseñado para que los estudiantes se interesen por aprender todo el proceso que se le hace a los fósiles (…) los que están acá no están como los encontramos en campo, sino que tuvieron un proceso de limpieza y otros procedimientos para consolidarlos para que no se sigan deteriorando”, expresó Andrés Felipe.

‘Paleontología hecha en casa’

El difícil reto que se propusieron los hermanos no podía faltar, por esta razón, también se muestra a los visitantes lo que incentivó a los Vanegas, a consolidar el Museo de Historia Natural La Tatacoa.

En el museo, el visitante puede conocer de primera mano, quienes habitaban La Tatacoa hace millones de años.

“El museo tiene cinco experiencias, una de ellas se llama ‘Paleontología hecha en casa’, esta cuenta parte de nuestra historia, acá hay una serie de elementos que son los que han marcado el recorrido que hemos tenido nosotros por la paleontología en la vereda”, dijo Vanegas.

Objetos que despertaron el interés de los hermanos cuando apenas eran unos niños, también se pueden observar en el lugar dedicado a la historia de La Tatacoa.

“Tenemos exhibida la cartilla que me regaló mi primo cuando tenía 11 años, ahí fue donde leí sobre la paleontología y lo que hizo que yo me inspirara en este tema. Yo acudía a bibliotecas y a personas que pensaba que tenían información, pero realmente nadie maneja el tema en el municipio. Esa cartilla fue pasando por la mano de muchos niños, al iniciar éramos tres, pero luego éramos 15 lo que salíamos después del colegio a buscar fósiles”, enfatizó.

De lo empírico a lo profesional

Como instruir a otras personas sin conocimiento previo era muy tedioso, los hermanos Vanegas decidieron buscar ayuda en diferentes lugares para capacitarse y aunque no fue tarea fácil, lo lograron.

La invitación a los huilenses es para que conozcan este sitio y aprendan sobre la historia de La Tatacoa, un sitio que guarda lo que durante millones de años ocurrió.

“Logramos hacer parte de la Red de Museos del departamento del Huila, y comenzamos a capacitarnos en paleontología;  comencé a contactarme con paleontólogos a través de Facebook. Me contacté con uno colombiano. Carlos Jaramillo, vio el potencial que tenía el tema que estábamos desarrollando acá y nos comenzó a apoyar en la organización del museo y nos contactó con paleontólogos para que nos vinieran a capacitar”, indicó Andrés Felipe Vanegas.

Los hermanos hicieron una invitación a los huilenses para que conozcan este sitio y aprendan sobre la historia de La Tatacoa, un sitio que guarda lo que durante millones de años ocurrió. Los Vanegas también hicieron un llamado para que las personas se concienticen sobre las riquezas naturales que hay en el departamento del Huila.

“Hacemos una invitación a todos los huilenses para que protejamos nuestro patrimonio, tenemos una riqueza natural importante, pero desafortunadamente no hemos logrado concientizarnos de todo lo que tenemos. Este espacio es para que todas las personas conozcan este lugar y esperamos que en otros sitios también se puedan realizar proyectos así”, puntualizó Vanegas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.