OMS prevé que la pandemia de Covid-19 sólo acabará «en menos de dos años»

85

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo este viernes que espera que la pandemia de coronavirus acabe «en menos de dos años».

En su habitual rueda de prensa, el jefe de la OMS advirtió que “aunque hemos aprendido mucho sobre el Covid-19, solo tenemos menos de 8 meses de experiencia. Todavía sabemos relativamente poco sobre sus efectos a largo plazo».

«Ningún país puede aguantar esto hasta que tengamos una vacuna», dijo y agregó que una vacuna será una herramienta vital y esperamos tener una lo antes posible.

Sin embargo, subrayó, no hay garantía de que lo hagamos, e incluso si tenemos una vacuna, no acabará con la pandemia por sí sola.

Reseñó que a nivel mundial, ahora hay más de 22 millones de casos reportados de Covid-19 y 780 mil muertes.

«Pero no es solo el número de casos y muertes lo que importa. En muchos países, el número de pacientes que necesitan hospitalización y atención avanzada sigue siendo elevado, lo que ejerce una enorme presión sobre los sistemas de salud y afecta la prestación de servicios para otras necesidades de salud», precisó.

También reseñó que varios países de todo el mundo están experimentando nuevos brotes después de un largo período con poca o ninguna transmisión.

«Estos países son una advertencia para aquellos que ahora están viendo una tendencia a la baja en los casos. El progreso no significa victoria. El hecho es que la mayoría de las personas siguen siendo susceptibles a este virus» dijo y añadió:

«Por eso es vital que los países puedan identificar y prevenir rápidamente los clusters, para prevenir la transmisión comunitaria y la posibilidad de nuevas restricciones».

Dijo que todos debemos aprender a controlar y administrar este virus utilizando las herramientas que tenemos ahora, y hacer los ajustes necesarios en nuestra vida diaria para mantenernos a nosotros y a los demás a salvo.

Al respecto habló de las cuarentenas e indicó que los denominados bloqueos permitieron a muchos países suprimir la transmisión y aliviar la presión sobre sus sistemas de salud, pero, advirtió, los bloqueos no son una solución a largo plazo para ningún país.

«No necesitamos elegir entre vidas y medios de subsistencia, o entre salud y economía. Esa es una elección falsa. Al contrario, la pandemia es un recordatorio de que la salud y la economía son inseparables», expresó.

Señaló que la OMS se compromete a trabajar con todos los países para pasar a una nueva etapa de apertura de sus economías, sociedades, escuelas y empresas de forma segura.

Para hacer eso –continuó diciendo–, todas las personas deben participar. Cada persona puede marcar la diferencia. Cada persona, familia, comunidad y nación debe tomar sus propias decisiones, en función del nivel de riesgo en el que vive.

Eso significa que cada persona y familia tiene la responsabilidad de conocer el nivel de transmisión a nivel local y comprender qué pueden hacer para protegerse a sí mismos y a los demás, complementó.

Reiteró que al mismo tiempo, no volveremos, no podemos, volver a como eran las cosas.

A lo largo de la historia, los brotes y las pandemias han cambiado las economías y las sociedades. Este no será diferente, subrayó.

Advirtió que en particular, la pandemia ha dado un nuevo impulso a la necesidad de acelerar los esfuerzos para responder al cambio climático.

La pandemia nos ha permitido vislumbrar nuestro mundo como podría ser: cielos y ríos más limpios. Reconstruir mejor significa reconstruir de manera más ecológica, puntualizó.

Luego formuló las siguientes consideraciones:

En mayo, la OMS publicó nuestro «Manifiesto para una recuperación verde y saludable», con 6 recetas de políticas para proteger la naturaleza, invertir en agua y saneamiento, promover sistemas alimentarios saludables, hacer la transición a la energía renovable, construir ciudades habitables y detener los subsidios a los combustibles fósiles.

En julio, agregamos «acciones» para cada una de estas prescripciones de políticas, proporcionando 81 pasos concretos para que los responsables de la formulación de políticas construyan un mundo más saludable, más justo y más verde.

Desde entonces, más de 40 millones de profesionales de la salud de 90 países han enviado una carta a los líderes del G20 para pedir una recuperación saludable del COVID-19.

Y hemos visto muchos ejemplos de países que actúan para proteger vidas, medios de vida y el planeta del que dependen.

Nairobi, Kenia, está mejorando los parques, agregando bosques urbanos, construyendo más aceras y mejorando el drenaje.

Pakistán ha establecido un plan de «estímulo verde», que ofrece a los trabajadores que están sin trabajo como resultado del bloqueo la oportunidad de ganar dinero plantando árboles.

En el Reino Unido, el uso de carbón, la forma de energía más contaminante, cayó a su nivel más bajo en 250 años.

España se está convirtiendo en una de las naciones con descarbonización más rápida del mundo, con 7 de las 15 centrales eléctricas de carbón del país cerradas recientemente.

Portugal ha anunciado que estará libre de carbón el próximo año.

Chile se ha comprometido a reducir la contaminación del aire y el carbono negro.

Grandes ciudades como París se han comprometido a convertirse en “ciudades de 15 minutos”, donde se puede llegar fácilmente a todos los servicios a pie o en bicicleta, lo que reduce la contaminación del aire y el cambio climático. Las dificultades son siempre una oportunidad para aprender, crecer y cambiar

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp