¡Ojo! con los cálculos renales

574

Los cálculos urinarios, o urolitiasis, que es el término con el cual se denomina el problema en el ámbito médico, afectan aproximadamente el 5% de todas las personas, son más frecuentes en hombres que en mujeres y están presentes en todas las edades. Este será uno de los temas importantes que se abordarán en el III Congreso Regional de Medicina Interna que se celebra hoy en Neiva desde las 8 de la mañana en las instalaciones del Centro de Convenciones ‘José Eustasio Rivera’.

Urolitiasis- visión del internista

La Urolitiasis (cálculos renales) es una enfermedad de alto impacto en la ciudad de Neiva, motivando muchas consultas al servicio de urgencias, con importantes costos al servicio de salud, no solo derivado del uso de medicamentos (principalmente analgésicos), procedimientos médicos (necesarios para remover los cálculos renales), sino costos indirectos por incapacidad laboral.

Los cálculos renales son recordados por los pacientes que la padecen, por ser una de las enfermedades que causa más dolor. En su fase aguda, los pacientes son tratados por el médico urólogo, el cual lidera los procesos de diagnóstico y tratamiento, así como en escoger y realizar las intervenciones o cirugías que requiere el paciente.

Quisimos indagar con médicos internistas, cuál era su visión de esta enfermedad, especialmente porque este 23 de abril, en el marco del III Congreso Regional de Medicina Interna que se realiza en la ciudad de Neiva, se abordará este importante tema. Esta es la respuesta.

Dr Homero Luis Puello Galarcio, especialista en medicina interna de la pontificia universidad javeriana, presidente del capítulo Alto Magdalena (Huila y Caquetá) de la Asociación Colombiana de Medicina Interna.

¿Qué tan frecuente son los cálculos renales?

El número de casos de paciente con cálculos renales viene aumentado de forma importante en los últimos años. Los últimos datos de estados unidos indican que 1 de cada 11 personas tendrá a lo largo de su vida por lo menos un episodio de cálculos renales.

Cuando se busca explicación a este fenómeno se encuentra que el aumento en el número de casos de cálculos renales está relacionado con el aumento de los casos de obesidad, y es que  tener obesidad, aumenta el riesgo hasta en un 50% de tener cálculos renales.

Una buena alimentación puede ayudarle a prevenir los cálculos renales.
Una buena alimentación puede ayudarle a prevenir los cálculos renales.

¿Los cálculos renales solo están asociados a obesidad?

No. También están relaciones con otras enfermedades importantes, tales como diabetes, hipertensión, gota, síndrome metabólico. Incluso con infarto agudo de miocardio (corazón). Un estudio publicado en el 2014 muestra que las mujeres que padecen cálculos renales tiene un mayor riesgo de tener enfermedad coronaria.

El significado de esto, es que los cálculos renales no deben mirarse solamente como una enfermedad aislada, que compromete solamente al riñón. La urolitiasis debe ser entendida como una enfermedad sistémica (que afecta a todo el organismo) y que está íntimamente ligada a las enfermedades que más nos interesan hoy día, como diabetes, hipertensión, infarto, etc.

¿De qué están formados los cálculos renales?

Alrededor del 90% de los cálculos son de componentes de calcio (principalmente oxalato de calcio). El resto pueden ser de ácido úrico (especialmente en los paciente con obesidad, diabetes mellitus y gota) y un pequeño porcentaje son por estruvita (secundario a infecciones urinarias), por medicamentos y otras sustancias.

¿Quiénes tiene mayor riesgo de tener cálculos renales?

Existen diferentes factores de riesgo, dentro del que se incluyen factores genéticos (tener padres o hermanos con la enfermedad), factores anatómicos (tener anormalidades en la estructura del riñón), factores médicos (obesidad, hipertensión, gota, hiperparatiroidismo primario, etc) y factores nutricionales. Y sobre este último punto quiero resaltar varios aspectos. Unos de los principales factores de riesgo es la baja ingesta de líquidos. La recomendación se establece en alrededor de 2 litros al día (especialmente agua), sobretodo ciudades como Neiva, donde el clima es tan caluroso y perdemos líquidos por el sudor. La ingesta de agua debe ser aquella que nos permita orinar más de dos litros al día. Otro factor nutricional muy importante es la ingesta de calcio (elemento que se encuentra principalmente en la leche y sus derivados). La recomendación es una dieta NORMAL en calcio (alrededor de 1.200 mg por día) y esto es muy importante, puesto que de forma errada algunas veces a los pacientes se les indica una dieta baja de calcio. Existen razones médicas y evidencia científica que avala la recomendación de la dieta NORMAL en calcio y esto es lo que le debe quedar claro a los lectores.

Hay factores médicos y nutricionales que pueden incidir en el riesgo de que una persona tenga cálculos renales.
Hay factores médicos y nutricionales que pueden incidir en el riesgo de que una persona tenga cálculos renales.

¿Qué estudios se debe realizar un paciente con urolitiasis?

Los pacientes deben recibir una valoración integral, idealmente por el médico internista o por el médico nefrólogo. En esta evaluación se debe determinar el riesgo de recurrencia (que vuelvan a aparecer) de los cálculos renales. En los paciente de bajo riesgo de debe evaluar los niveles de calcio en sangre, la función renal (creatinina, parcial de orina) y los niveles de ácido úrico. En los paciente de alto riesgo (historia familiar, cálculos múltiples o bilaterales, anormalidades en los riñones, enfermedades sistémicas) se debe realizar un estudio más exhaustivo que incluye orina de 24 horas para evaluar los niveles de calcio, oxalato, citrato y otras sustancias en la orina. Conociendo a fondo la composición de la orina e idealmente la composición de los cálculos, el médico podrá determinar que estrategias y/o medicamentos puede usar para prevenir la reaparición de los cálculos. Siempre recalcando que los medicamentos se debe acompañar de los cambios en el estilo de vida y una dieta saludable: abundantes líquidos, baja en sal, normal en calcio, rica en frutas y vegetales.

Esa es nuestra visión y función como internistas. Nosotros somos los llamados a estudiar y entender los factores de riesgo del paciente, para establecer un plan de acción que tenga como resultado final prevenir la recurrencia de a enfermedad.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp