Nelson Bejarano el colombiano de los 27 años en el waterpolo

645

“Soy un enfermo del balón amarillo”, ya son más de veinte años en los que el tolimense Nelson Bejarano ha competido en piscinas no solo de Colombia sino también en Europa, el waterpolista capitán de la Selección Tolima cumplió su sueño de actuar en la División de Honor de Polo Acuático de España. Bejarano también es ingeniero, actualmente gerente de una multinacional y cumple por estos días un microciclo en Cali con miras a un suramericano en Argentina.

Por: Isauro Quintero Barrera
Twitter: @chequiba
Instagram: chequiba
Especial/24-7Semanario

El fútbol estuvo primero en su mira, hasta que cumplió diez años y empezó a entrenar en las piscinas olímpicas de la ciudad de Ibagué, estudiaba y entrenaba los dos deportes; luego en el colegio Nelson Bejarano decidió arriesgarse a conocer el waterpolo tras una ‘caza’ de talentos que se realizaba en su institución, desde ese día se cautivó con la disciplina y ya son veintisiete años entrenando en altos niveles no solo en el territorio nacional sino también internacional.

“Para mi significa un estilo de vida, una pasión que llevo por más de veinte años metido en mi cuerpo y en mi corazón, soy un enfermo del balón amarillo, el waterpolo es un deporte de conjunto que ayuda no solo a formarte como deportista sino como persona, a trabajar en equipo, empujar siempre y dándolo todo desde el primer minuto hasta cuando termina el partido” contó el ibaguereño desde la concentración en la ciudad de Cali.

Hoy sus compañeros le dicen ‘El Capi’ y es gracias a su capacidad de liderazgo y empatía, Bejarano desde los 14 años ya integraba su primera Selección Colombia de waterpolo categoría infantil y dos años después ya tenía su cupo en la selección absoluta categoría adulta, actualmente es el capitán de la Selección Tolima y varias veces lo ha hecho en el equipo colombiano, su posición es alero, atacante o defensa es el jugador que organiza el juego.

Bejarano jugó en División de Honor de Polo Acuático en España.

El ibaguereño vivió cerca de seis años en Europa tras lograr el sueño de jugar para equipos españoles, donde tuvo la oportunidad de actuar en la División de Honor del Polo Acuático en España, Nelson Bejarano integró el CE Mediterrani e igualmente el Poble Nou de Barcelona, “fue un sueño cumplido, algo que siempre estuve persiguiendo desde que empecé a jugar waterpolo, veía los fines de semana en televisión española los partidos a nivel profesional en la liga española, siempre tuve ese ímpetu y objetivo marcado como deportista, llegaba a ser un poco fuera de contexto por estar pensando que algún día iba a jugar waterpolo profesional pero lo logré, no solamente crecí como persona, deportista, sino académicamente donde pude lograr hacer mi especialización y dos maestrías en la Universidad de Barcelona, estoy muy agradecido por todo lo bueno y malo” contó el deportista.

Bejarano además de su gran pasión por el deporte, es amante a los viajes por el mundo, un enamorado por comer bien, disfrutar de la vida, el hoy y el ahora, amante de los planes familiares, compartir con amigos, fotografiar lugares, viajes, comida y en sus tiempos libres los videojuegos.

¿Cómo evalúa el momento actual del waterpolo en Colombia?

La situación es compleja ya que los departamentos élites a nivel organizativo y deportivo son Antioquia y Valle en esta modalidad, cuentan con todas las instalaciones, grupo multidisciplinario para desarrollarlo de la mejor manera, estamos al lado de ellos compitiendo, otros departamentos intermedios no con las mismas capacidades, pero si con el mismo corazón y empuje. Hace falta mucha más comunicación, mayor generación de escuelas de formación del deporte, mayor mercadeo y probablemente llegar a generar una liga profesional que pueda generar un impacto visual y algo más atractivo para la gente.

Actualmente espera integrar los trece hombres que representarán al país en el Suramericano de Waterpolo en Argentina en el mes de marzo.

¿Cómo potenciar las escuelas de formación de waterpolo en territorios que no sean solo Valle y Antioquia?

Esto es un proyecto que tengo en este momento como representante de los deportistas de polo acuático ante la Federación Colombiana de Natación, lo que se busca es la masificación, es descentralizarlo en Colombia donde no solamente estén conformados siempre por integrantes de Antioquia, Valle, Tolima, sino que otros departamentos que cuentan con ligas de natación fuertes puedan llegar a tener participación. Son aproximadamente ocho equipos a nivel nacional que pueden aportar deportistas, pero hay que generar más escuelas de formación, procesos con resultados a largo plazo de más de cinco años para tomar experiencia en este deporte de conjunto, pienso que se debe generar algún tipo de políticas no solamente a nivel regional, entrenamientos por ligas sino incluirla en colegios, escuelas para que sea una actividad lúdica o deportiva que pueda estar en el pensum académico.

¿Cómo llegó a la primera comisión de Atletas de FECNA y cómo será su trabajo desde allí?

El derecho a hacer representante de la comisión de atletas de la FECNA me lo gané tras una publicación abierta que realizó la federación para inscribirse en cada una de las disciplinas acuáticas como natación carreras, clavados, natación artística, waterpolo y deportista master. Tuve una gran votación, fue una elección reñida, desde el comienzo eran 9 postulados y solo tenía que quedar uno, afortunadamente fui yo, estoy bastante contento, feliz por el reconocimiento, por el apoyo y por los votos generados por los deportistas de los diferentes departamentos, gracias a la experiencia y jugando tantos años este deporte pude lograr la votación.

El principal objetivo allí es generar un canal de comunicación directo entre los deportistas y la Federación Colombiana de Natación, para así tener un poco más de control que nos escuchen desde la parte administrativa y gerencial de la federación para poder llegar a proponer proyectos e ideas que puedan mejorar en pro del deporte del waterpolo femenino y masculino en Colombia.

“Ya son 27 años que he tenido la oportunidad de disfrutar, sufrir, llorar, reír, conocer, practicar este hermoso deporte”.

¿Cuál es la anécdota que más ha marcado en estos años de experiencia en el waterpolo?

Ya son 27 años que he tenido la oportunidad de disfrutar, sufrir, llorar, reír, conocer, practicar este hermoso deporte, pienso que anécdotas en Selección Colombia serían dos que fueron muy marcadas, una en el año 2006 cuando quedamos campeones mundiales categoría B en Kuwait haciendo historia por primera vez y la más reciente en el año 2018 quedamos campeones Centroamericanos ganándole por primera vez a Cuba en una final, fue una de las experiencias muy bonita con mucho público en Barranquilla, veníamos de generar una revancha con Cuba que nos había eliminado cuatro años para ira a los Juegos Panamericanos.

A nivel individual en mi último año como jugador profesional en España con el C.E. Mediterrani donde logré quedar subcampeón de la liga de división de honor en España perdiendo la final con el actual campeón de Europa en ese momento en Atletic Barcelona y logrando el cupo para jugar la Champions League de Waterpolo en Europa ese año, ese fue el punto más alto en mi nivel profesional individual.

¿Cómo explicar el juego del waterpolo?

Es sencillo, es una simbiosis entre el basquetbol y el balonmano, son deportes que se generan constantes movimientos, donde hay una postura en herradura tanto en ataque y defensa y se hacen rotaciones de jugadores, hay un pivote central que podemos decir que se llama boya en el waterpolo y un defensa que se llama marcado de boya o marcador de pivote, aleros y atacantes y una posición de portero. Juegan siete deportistas un portero y seis jugadores de campo, y otros seis en el banquillo, un entrenador, un asistente, siempre con un balón amarillo que no se puede sumergir en el agua porque es falta ofensiva, se juegan cuatro tiempos de 8 minutos efectivos.

“Hace falta mucha más comunicación, mayor generación de escuelas de formación del deporte, mayor mercadeo y probablemente llegar a generar una liga profesional en Colombia”.

¿Cómo es la metodología de entrenamientos en waterpolo?

Normalmente al inicio de temporada se realiza un entrenamiento de base, o de fondo de natación, nadando bastantes kilómetros, cuando llegas al alto rendimiento ya la memoria del cuerpo sabe que tiene que nadar bastante en esos meses de preparación, ajustar la preparación física que va ajustada con la natación, adicionalmente con entrenamientos de piernas, técnico tácticos, desplazamientos, posiciones tácticas y técnicas de juego, mucho tiro a puerta, pases y la generación de ritmo de juego, cada entrenador tiene su filosofía y cada uno de amolda a este tipo de circunstancias. Es un deporte que contiene mucha condición física porque estamos flotando en el agua aproximadamente un partido dura una hora y 20 minutos y hay que soportar no solamente el peso de uno en el agua sino el de los contrincantes, golpes, fuerza, resistencia, entre otros.

¿Colombia tiene referencia del mundial en Kuwait que recuerda de ese momento?

En ese momento tuvimos la oportunidad de competir en este primer mundial de waterpolo en desarrollo, fuimos invitados por FINA, fue una oportunidad para medirnos con equipos de todo el mundo, obtuvimos el primer lugar con equipo experimentado, allí accedimos a la categoría A y en este momento nos estamos manteniendo en dicha categoría pero sin poder llegar a estar en el top10 porque es demasiado complicado con equipos europeos, americanos y australianos que son fuertes y tienen historia en el deporte.

Usted es Ingeniero Agrónomo de la Universidad del Tolima, ¿a qué se dedica a parte del deporte?

Me gradué en el año 2007, inicié mis estudios en la Universidad del Tolima en Medicina, estudie dos meses pero tenía que decidir entre el estudio y el deporte, decidí realizar mi carrera deportiva que tenía en ese momento auge, luego pude terminar, hice mis prácticas en Fedearroz donde estuve vinculado tres años, allí tuve la oportunidad de conocer varias personas que me ayudaron a crecer y luego me fui a cumplir el sueño de vivir en España en el año 2009 -2010 me fui a Barcelona a probar suerte y allá me quedé. La ingeniería agronómica no la ejerzo desde el 2016 en este momento dado mis estudios generados en España me direccioné hacia el campo administrativo de gestión y de ventas y mercadeo, soy gerente actualmente para Latinoamérica para una multinacional americana donde manejo la cuenta comercial desde México hasta Argentina y tengo España.

“Debería incluirla en colegios, escuelas para que sea una actividad lúdica o deportiva que pueda estar incluida en el pensum académico”.

¿Cómo llegó al gusto por la práctica del ciclismo?

El ciclismo ha sido un deporte apareció de la nada gracias a compañeros que me motivaron a comprar mi primera bicicleta de montaña, lo empecé a practicar en Ibagué donde se cuenta con rutas de montaña, luego la bici de ruta con miras puestas a participar en el Gran Fondo de Nairo en Villa de Leiva en Boyacá preparándome con un equipo de ciclismo amateur.

¿Cómo vivió la problemática de la pandemia?

La pandemia un agravante y una problemática de salud mundial que cambió toda la dinámica de toda la población, entrenamiento, interacción, al comienzo bastante complicado porque en mi tema personal mi trabajo se basa en viajar por toda Latinoamérica por lo que me condicionó que no podía viajar, los entrenamientos a puerta cerrada, virtuales, luego las aperturas de escenarios buscar mediante protocolos de bioseguridad entrenamientos de natación, un poco de balón, pero todo condicionado.

Poder mantenerme físicamente con otros deportes, en estos momentos estoy enamorado de la bicicleta, siento un alivio haber tomado la decisión de entrenar desde finales de mayo del año pasado y me ha ido muy bien; La lección más grande que deja esta pandemia es vivir el día a día, el hoy y el ahora, de agradecer siempre y no dejar nada guardado para después, disfrutar de las personas que tenemos alrededor y decir las cosas como son y estar alegres siempre.

 ¿Cuál es su próxima meta o proyecto?

A corto plazo tenemos la preparación que en estos momentos estamos desarrollando un microciclo en Cali con la selección Colombia con miras al Suramericano de Natación en Buenos Aires Argentina el 20 de marzo; a medio plazo tenemos el mundial en noviembre donde Colombia lo organizará en Barranquilla, seguir preparándonos con las paradas a nivel departamentales y como proyecto personal llegar a participar y terminar el Ironman de Cartagena en el mes de diciembre.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp