Nairo ganó la etapa 18 del Tour de Francia

101

El 25 de julio de 2019 será recordado como el día que el Tour de Francia se vistió de amarillo, azul y rojo.

Su ataque en solitario a 7,5 km de la cima del Col du Galibier fue decisivo. Otro exitoso ataque en este icónico puerto de la Grande Boucle, permite a su compatriota Egan Bernal escalar hasta la segunda posición de la general, por detrás de Alaphilippe, que logró defender su maillot amarillo a pesar de las dificultades.

Con un Nairo Quintana intratable en la montaña para quedarse con la victoria en la etapa 18 y un Egan Bernal silencioso pero letal, para atacar en la clasificación general y treparse al segundo lugar de la tabla, a 1’30” de Julian Alaphilippe.

Egan Bernal también soltó toda la artillería, dejando en serios aprietos a Julian Alaphilippe, quien comenzó a perder segundos valiosos. Geraint Thomas, igualmente, se desprendió del resto de favoritos a quedarse con la camiseta amarilla de líder.

De esta manera, Bernal se acomodó en el segundo lugar de la general, superando a Thomas. El de Zipaquirá ahora se encuentra a 01:30 del líder Julian Alaphilippe. Nairo, por su parte, ocupa la séptima plaza al alcanzar una ventaja de seis minutos al final.

La demoninada ‘etapa reina’ de la prueba presentaba cuatro premios de montaña, dos de ellos fuera de categoría. Quintana se atrevió a conformar la fuga junto a 33 corredores más, mostrándose sólido para afrontar los puerto.

En el último ascenso, el boyacense se sintió con fuerza y se llenó de energía para lanzar un ataque letal, el cual no pudieron igualar Alexey Lutsenko y Romain Bardet, quienes apenas lo vieron marcharse a lo lejos.

Sobre la misma altura, cuando ya sufría Alaphilippe y no se veía reacción de Geraint Thomas, Egan movió sus fichas y comenzó un ascenso constante y sólido, que le alcanzó para trepar al segundo lugar de la clasificación general, a tan solo 1’30” de Alaphilippe.

Este viernes y sábado llegará la definición de la carrera, con dos etapas de montaña en los Alpes, donde todo estará vigente.

A falta de cinco kilómetros para coronar la alta montaña del Galibier, Nairo Quintana se escapó del grupo de la fuga a un ritmo feroz de ascenso que ningún pedalista pudo neutralizar, sacando una diferencia cercana a los dos minutos en la cima.

Luego emprendió el descenso arriesgándolo todo, siendo un valiente ganador en la etapa 18 y recuperando valioso tiempo en la clasificación general donde vuelve a entrar en la lucha por el lugar de honor. Sin duda, Nairo no podía irse de la ‘grande boucle’ sin subirse a un podio.

Pero la fiesta colombiana en las montañas de Francia no paró ahí: Egan Bernal, mejor joven de la carrera, que también tiene esperanzas de título, dio el zarpazo en el grupo de favoritos. En un sitio cercano al que atacó Nairo Quintana, el gallardo pedalista de Zipaquirá lanzó un ataque feroz que tampoco pudieron neutralizar en el pelotón principal; Geraint Thomas respondió el ataque más adelante, pero al final Egan tuvo vía libre para buscar lo suyo y ahora cercarse al título de la rinda gala.

Nairo Quintana, que volvió a desempatar a Fernando Gaviria como el colombiano más ganador de etapas en vueltas grandes, volvió a la séptima casilla de la clasificación general del Tour de Francia a 3 minutos y 54 segundos del primer lugar. Mientras que Egan Bernal ahora es firme candidato para ponerse la camiseta amarilla en París ubicándose en la segunda casilla a 1’30” del líder Julian Alaphilippe.

Quintana y Bardet en la escapada

La 6ª salida del Tour de France desde Emrbun marca el arranque del tríptico alpino que decidirá la edición 2019 de la Grande Boucle. 158 corredores toman la salida, dos se quedan en tierra: Lukas Pöstlberger (Bora) y Soren Kragh Andersen (Sunweb), abandonan la competición en el día de hoy. La escapada tarda en formarse. Son muchos los aspirantes pero ninguno logra consolidarse. Peter Sagan agita el gallinero en los primeros kilómetros, sin éxito. Alexey Lutsenko y Pierre-Luc Périchon también lo intentan durante una quincena de kilómetros pero no logran escapar al control del pelotón. Finalmente, el pelotón permite la formación de una numerosa fuga en el km 44. La perseverancia de Alexey Lutsenko y Pierre-Luc Périchon se ve recompensada. En total, se escapan 34 corredores: Dylan Van Baarle (Ineos), Max Richeze (Deceuninck-Quick Step), Romain Bardet, Mikaël Chérel, Matthias Frank (AG2R), Damiano Caruso (Bahrain-Merida), Matthieu Ladagnous (Groupama-FDJ), Nairo Quintana, Andrey Amador, Carlos Verona (Movistar), Lutsenko, Gorka Izagirre (Astana), Amund Groendahl Jansen, Mike Teunissen (Jumbo-Visma), Alberto Bettiol, Michael Woods (EF Education First), Adam Yates, Daryl Impey, Chris Juul Jensen (Mitchelton-Scott), Greg Van Avermaet, Simon Geschke, Serge Pauwels (CCC), Sergio Henao (UAE Team Emirates), Julien Bernard (Trek-Segafredo), Nikias Arndt, Lennard Kämna (Sunweb), Pierre-Luc Périchon, Stéphane Rossetto (Cofidis), Tiesj Benoot, Jasper De Buyst, Tim Wellens (Lotto-Soudal), Paul Ourselin (Total Direct Energie), Nils Politt (Katusha-Alpecin) y Amaël Moinard (Arkéa-Samsic).

Caruso corona el Izoard

La fuga ataca el ascenso al Col de Vars con 6’05” de ventaja sobre un pelotón liderado por los hombres de Julian Alaphilippe. En la cima, Tim Wellens defiende su liderato en la clasificación de la montaña coronando el primero. La ventaja de la fuga asciende en ese momento a 7’30’’ (km 85,5). Antes de afrontar el ascenso del Col de l’Izoard, Greg Van Avermaet se anticipa y se marcha acompañado por Julien Bernard, con quien logra sumar hasta 2’ de ventaja. Los favoritos cambian súbitamente de ritmo y comienzan las hostilidades en ambos frentes. Delante, Bernard intenta aguantar solo ante un grupo de perseguidores formado por Bardet, Caruso, Quintana, Lutsenko, Woods y A.Yates, que le pisa los talones a 5 km de la cima. A unos metros de coronar, se le adelantan Caruso y Bardet…que intentan escaparse a su vez en el descenso hacia Briançon. Detrás, Movistar endurece el ritmo y opera una selección que reduce el grupo del maillot amarillo a 18 corredores.

Ataque de Quintana

En Briançon (km 152), los eslabones vuelven a juntarse para formar un grupo de 16 corredores en cabeza (Caruso, Bardet, Bernard, A.Yates, Woods, Quintana, Lutsenko, Pauwels, Kamna, Chérel, Van Avermaet, Geschke, Amador, Van Baarle, Benoot y Wellens). Arrancan el ascenso del Col du Galibier con 5’25” de ventaja sobre el grupo de los favoritos. Tras una selección operada en varios tiempos, Nairo Quintana lanza un ataque decisivo a 7,5 km de la cima. El colombiano consigue abrir un espacio pero a 6,5 km de la cima Romain Bardet contraataca. Le sigue Alexey Lutsenko sin intención alguna de colaborar en los relevos. En estas condiciones el esfuerzo de Quintana tiene su recompensa y consigue coronar el Col du Galibier en solitario con 1’40” de ventaja sobre Bardet…que consigue, al menos, convertirse en el nuevo Rey de la Montaña gracias a su segundo puesto en la cima del puerto. El margen de Quintana es suficiente para afrontar el descenso sobre Valloire sin riesgos e imponerse por tercera vez en una etapa del Tour de Francia.

Alaphilippe defiende su maillot amarillo

En el grupo de los favoritos, la ofensiva de Ineos recae, en un primer momento, sobre Egan Bernal, que desgasta al grupo de los favoritos. Geraint Thomas afina la selección reduciendo el grupo a Urán, Alaphilippe, Buchmann, Landa, Pinaut y Porte. Sin embargo no logra deshacerse del corredor de Deceuninck-Quick Step que consigue salvar los muebles en el descenso. El mejor parado de la jornada es Egan Bernal, que termina el día segundo de la general.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp