“Mi madre falleció cuando se enteró de mi condena”

152

Gustavo Sastoque, pagó 11 años de cárcel por un crimen que no cometió; él, fue la única persona condenada por el crimen de Hernando Pizarro Leongómez, hermano de Carlos Pizarro, el exlíder del M-19; Sastoque fue un ex funcionario del CTI, que pagó cárcel por un crimen que no cometió.

Especial/24-7Semanario

Luego de que ex guerrilleros de las FARC asumieran ante la JEP la responsabilidad por el crimen de Hernando Pizarro, cometido el 25 de febrero de 1995, Sastoque confiesa que al fin se hará justicia y se limpiará su nombre. En dialogó con 24-7Semanario esto fue lo que dijo al respecto.

¿Cómo asume la declaración de las Farc frente a la responsabilidad y autoría del magnicidio de Hernando Pizaro?

Esto confirma que los 25 años en los cuales he clamado justicia, siempre he dicho la verdad, pero en forma extraña la justicia colombiana se ensañó en mi contra utilizando testigos falsos para sindicarme y luego condenarme, desviando la verdadera investigación del crimen de Hernán Pizarro

Hernando Pizarro Leongómez, es el guerrillero que las Farc dicen haber asesinado.

¿Cómo vivió esos 11 años de encierro?

Estar privado de la libertad por un delito que no cometí, no se lo deseo ni a todos los que estuvieron tras el montaje que se fraguó en mi contra; fueron 11 años de sufrimiento, humillaciones, tristeza y angustia por culpa de la justicia colombiana. Mi señora madre falleció al enterarse de la condena de 41 años que me impuso la justicia colombiana por un delito que no cometí; la justicia acabo con mis mejores años de vida

¿Por qué fue vinculado al magnicidio de Hernando Pizarro?

Yo creo que la justicia que se ensañó en mi contra, no ha sido la primera ni la última por quienes administran, quienes por intereses oscuros desvían las investigaciones y encubren a los verdaderos delincuentes; en el caso de Hernando Pizarro necesitaban un chivo expiatorio y por desgracia yo fui el único sindicado y condenado en dicho crimen, hablaban de cinco asesinos de Pizarro y de autores intelectuales; ¿porque la justicia no realizó una verdadera investigación?

Fue usted uno de los tantos chivos expiatorios de este caso que conmocionó al país en su momento?

No sé si haya sido mala suerte o el destino, pero desafortunadamente fui el chivo expiatorio escogido por la justicia para tapar este crimen, a pesar de ser funcionario de la fiscalía esperaba el apoyo de la institución en donde labore honesta y honradamente, por el contrario se ensañaron en mi contra, a sabiendas de que yo era un funcionario del CTI netamente administrativo, mis labores eran en un escritorio, nunca realice funciones operativas. Chivos expiatorios han habido muchos, como en el caso de Luis Carlos Galán o de Álvaro Gómez en donde también tuvieron chivos expiatorios privados de libertad desviando las verdaderas investigaciones y encubriendo a los verdaderos asesinos de dichos crímenes; lo mío es otro falso positivo más de la justicia colombiana.

¿Qué paso con su familia?

Desde que inició esta terrible injusticia, siempre ha sido el estandarte y mi apoyo a lo largo de estos años con el inicio esta pesadilla; desafortunadamente mi madre falleció a causa de un derrame cerebral cuando se enteró de mi condena de 41 años de cárcel por un delito que no había cometido y ellos acabaron con mis sueños y proyectos y fueron culpables de la muerte de mi madre.

¿Qué espera que pase con su caso?

En estos 25 años no he descansado clamando justicia, inclusive al no encontrar ayuda ni garantías por parte de la justicia colombiana, tuve que recurrir a la justicia internacional, instaurando una denuncia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, y ahora con la declaración de las Farc en donde se adjudicaron dicho crimen, se demuestra que yo siempre estuve con la verdad; lástima que haya transcurrido tanto tiempo, porque fueron 25 años de injusticia, dolor y sufrimiento y ojala, ahora si se obre en derecho y respete el debido proceso.

¿En su proceso espera que la JEP se pronuncie al respecto?

Claro, espero que la JEP realice las respectivas diligencias judiciales para que los miembros de las Farc declaren como fueron los hechos reales del crimen de Hernando Pizarro, quienes fueron los verdaderos autores materiales e intelectuales de dicho asesinato y en el evento se aportaran estás pruebas nuevas para instaurar un acción de revisión en la Corte Suprema de Justicia, y se hará el traslado de dichas pruebas a la Comisión Interamericana de la OEA. Entre cielo y tierra nada queda oculto.

Con esta afirmación de las FARC adelantará en un futuro acciones legales contra el Estado

Creo que lo primero sería escuchar la versión de estos señores, conocer las pruebas que aportaran y cada quien tomara sus propias conclusiones, y la JEP decidirá si es verdad o están mintiendo; pero la verdad no creo que estas personas se vayan a inculpar por estos crímenes a sabiendas que si mienten perderían todos los beneficios que les están otorgando y hasta extraditados terminarían.

Mi interés no es saber quién asesino a Hernando Pizarro, sino demostrar mi inocencia y que la justicia colombiana acepte el error que cometió en mi contra. Son 25 años de lucha para demostrar mi inocencia. La justicia divina tarda pero llega.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp