Los Quintero Figueroa, una familia con “sazón” en su corazón

278

San Carlos Gourmet y Augusto Gourmet son el fruto de la pasión por uno de los artes más antiguos del mundo, el cocinar, lo cual ha llevado a la familia propietaria de estos emprendimientos a probar muchos sabores, es especial degustaciones dulces.

Especial/24-7Semanario
Por: Cesar Pérez Rojas

Todo inició cuando Carlos Quintero, el Chef en jefe y cabeza de esta familia apasionados por la cocina y sabores gourmet luego de hacer cinco semestres de derecho en una universidad de la ciudad de Neiva, decide que el mundo de las leyes no es lo que llena su vida, lo que le va a producir felicidad el resto de sus días y toma la opción de seguir sus sueños e irse para la ciudad de Cali a estudiar lo que lo complementa, la cocina gourmet.

Con nuestro restaurante San Carlos ofrecemos cenar románticas a domicilio.

“Recuerdo que desde que estaba muy joven los planes para mi fueron el ser un gran abogado, algo a lo que accedí sin estar convencido del todo, entré a la universidad en donde curse hasta quinto semestre, el cuál perdí precisamente porque no sentía que esto era a lo que me iba a dedicar el resto de mi vida. Mi padre al darse cuenta de esto se puso muy bravo conmigo, razón por la que opté irme para la ciudad de Cali en donde vivía mi madre, ya lo demás es historia”, narra Carlos Quintero con una gran satisfacción en su rostro.

Instalado en la ciudad de Cali, nuestro protagonista toma varios trabajos, uno de ellos como pintor, cosa en la que no duró mucho tiempo, luego pasó a trabajar en un importante restaurante como mesero, pero ahí las cosas tampoco iban a ser fáciles, ya que como el mismo lo narra, se le caían los vasos y tuvo varios tropiezos, pero luego de muchas noches agotadoras y de persistencia, todo cambiaría una día en el que estando en su labor como mesero en la ciudad de Cali, escucha sobre unos cursos de cocina, algo que lo emociona profundamente, pues sintió que esto, el conocimiento culinario, era la bitácora que debía seguir en la vida.

Mi hijo Augusto de seis años quien sueña con ser un gran pastelero.

Ser chef, el amor de su vida

Una vez que Carlos Quintero investiga en Intelvalle, un centro de enseñanza y capacitación reconocido en la ciudad de Cali, se da cuenta que la carrera de Chef que tanto le interesa, es costosa, alrededor de 3 millones de pesos, busca ayuda monetaria con su padre y vuelve a Neiva, en donde recibe ayuda de su progenitor una parte, y por parte del esposo de su madre otra iniciando así lo que va a ser el proyecto de su vida, el ser un gran cocinero.

“Me tocó ir donde mi papá con el rabo entre las piernas, arrepentido pero gracias a Dios me ayudó con una parte y mi padrastro con otra para el pago del primer semestre y desde ese momento me enamore de esa carrera tan linda, que no es como lo vemos por televisión, todo color de rosa, a los Chef nos toca dejar de ver a nuestra familia por mucho tiempo, trabajamos más de ocho horas lavamos losa, le cogemos un amor impresionante a los cuchillos a todo lo que es de cocina y pensamos cada día en mejorar nuestros platos, crear cosas nuevas”

Cuando era el chef de Nestlé hice conferencias sobre nutrición en varios colegios de escasos recursos”

Creación de la empresa familiar

Cuando termina los estudios en la ciudad de Cali, Carlos Quintero trabaja con uno de los restaurantes más importantes de la ciudad, especializado en comida española, por una buena temporada, algo que le ayuda a crecer profesionalmente y le da la experiencia necesaria para poder independizarse y formar su propio restaurante. Luego de pasar un buen tiempo en los oficios propios de un Chef, Carlos Quintero regresa a Neiva y crea su restaurante San Carlos Gourmet de platos ejecutivos y Augusto Gourmet que se dedica a la elaboración de otros tipos de platos, sobre todo en el campo de la pastelería. Por medio del trabajo duro y constante poco a poco se fueron dando a conocer en la ciudad.  

“Cuando regrese a mi querida ciudad Neiva monté mi restaurante y el de mi familia que está conformada por mi mujer Andrea Figueroa, mi hijo Augusto Quintero y Cristofer el cual mi hijo Augusto, San Carlos Gourmet de platos ejecutivos y Augusto Gourmet nos fuimos dando a conocer y tras los años de lucha y esfuerzo”

Coyuntura pandemia Covid 19

El año pasado a partir de marzo luego de que se decretara las medidas para contrarrestar el Covid 19, como para muchas familias colombianas, fue una dura prueba para los Quintero Figueroa, ya que por más de dos meses tuvieron que estar completamente aislados de sus clientes, lo cual causó una profunda crisis y mucho temor ya que al ser un negocio independiente, si no se trabajaba, no se entraba ningún ingreso para poder suplir las necesidades básicas, pero gracias a la voluntad férrea de nuestro protagonista  el apoyo de su esposa e hijos empezaron a sacar platos cada 8 días para sus familiares y amigos quienes fueron un apoyo formidable.

Chef en casa

Es en está adversidad, cuando estaba en furor las medidas de confinamiento es cuando Carlos Quintero, crea la idea del emprendimiento Chef en Casa, luego de que en un primer momento empezara a sacar cada semana platos como paella española, asado huilense, hamburguesas entre otras recetas. Quintero al ver que todas las plazoletas de comida y restaurantes estaban cerrados, ingenia una fórmula para poder llegarle a la gente hasta la privacidad de sus hogares, partiendo de la idea de que a las personas les gusta mucho ser atendidos en un ambiente privado. El primer cliente fue un amigo cercano quien a su vez empezó a recomendarlo con otros de sus conocidos con cenas románticas, algo que fue creciendo gracias también a que publicaba por redes sociales sus eventos.

“La clave de este proyecto es poder llegarle a mis clientes y lograr que ellos puedan disfrutar en vivo y en directo, con todas las medidas de bioseguridad, nuestros respectivos gorros, uniformes e identificaciones y de que yo, el Chef Carlos Paellas, pueda ofrecerles mis platos 5 estrellas para su deleite y así poder cocinarles diferentes tipos de cenas en eventos familiares ambientados en sus propios hogares. Las redes sociales son muy importantes y sobre todo mi fe en Dios han sido la gran ayuda, algo que quiero dejar como ejemplo para muchos jóvenes, que cuando se hacen las cosas bien y se tiene fuerza de voluntad, se puede salir adelante. Puntualizó Carlos Quintero.

Una anécdota

La que más recuerdo, es que en medio de esta coyuntura del Covid 19 dimos muchas cenas gratis para darnos a conocer y un día nos tocó viajar a Palermo en motocicleta cargados a un evento que se iba a realizar en este municipio cuando estaba en furor las restricciones de movilidad, cosa que nos dio mucho miedo pero gracias a Dios todo salió muy bien y no tuvimos ningún inconveniente, regresamos a las 12 p.m a nuestra casa luego de haber cargado una maleta muy grande casi no me puedo bajar de la moto y duré con un dolor de espalda casi una semana pero no me importó porque gracias a ese sacrificio puede ganar un cliente importante.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp