La rebelión contra las estatuas

155

No es la última estatua que caerá; en el mundo a raíz del racismo los manifestantes la emprenden contra las estatuas que a su juicio son símbolos de genocidio y odio racial contra las minorías étnicas.

Especial/24-7 Semanario

El debate ya está abierto. La movilización convocada por los pueblos indígenas Misak del Cauca, terminó con el derribo de la estatua de Sebastián de Belalcázar, el fundador de la ciudad de Popayán y otras poblaciones colombianas y a quien según las comunidades indígenas le hicieron un juicio.

En dialogo con diferentes medios de comunicación, representantes de la comunidad Misak indicaron que el colonizador es acusado de genocida y despojador de tierras, “de la desaparición física y cultural de los pueblos que hacían parte de la Confederación Pubenence, tortura por medio de técnicas de empalamiento y ataque con perros asesinos a los fuertes guerreros Misak Pubenences y asesinatos de Taita Payán, Taita Calambas y Taita Yasguern. Hurto del patrimonio cultural y económico de la herencia Pubenence, repartición arbitraria de tierras, esclavitud por medio de la institución de las encomiendas, despojo forzado del NUPIRO – gran territorio Pubenence, violación de mujeres, esclavización de la mano de obra indígena para enriquecimiento ilícito, imposición de costumbres y creencias como el cristianismo, profanación de sitios sagrados y desarmonización espiritual. Todo lo anterior con los siguientes agravantes: las conductas anteriormente descritas fueron realizadas con sevicia y dolo, bajo la voluntad deliberada de cometer un delito a sabiendas de su arbitrariedad.

Y es que este acto es considerado un choque cultural en medio de la ola de protestas que se registra en el país, tras el asesinato del abogado Javier Ordóñez a manos de policías en Bogotá, pero que no ha sido el único ejemplo en el mundo.

Acá otras estatuas que han sido víctimas de la rebelión esclavista y racial en el mundo. He aquí las referencias.

Una estatua de Cristóbal Colón fue decapitada a principios de junio en Boston – Estados Unidos, por el movimiento que exige la retirada de estatuas que consideran que simbolizan el racismo.
En Bristol – Gran Bretaña, fue derribada la estatua de Edward Colston (1636-1721), traficante de esclavos, nacido en la citada ciudad del oeste de Inglaterra. Colston ha pasado de ser hijo predilecto sobre un pedestal a podrirse en el río Avon, al que fue arrojada su esfinge de bronce ante la ausencia de la Policía.
En algunas ciudades de Bélgica se comenzó a remover las figuras del Rey Leopoldo II, que presidió el genocidio de millones de congoleños a finales del siglo XIX.
Un grupo de manifestantes tiró de sogas hasta derribar una estatua de la esposa de Napoleón en la isla caribeña de Martinica y otra sobre la historia colonial del territorio francés; los manifestantes con mazos partieron la base de piedra de la estatua de la emperatriz Josefina, a la que de antemano habían arrancado la cabeza.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp