John Farfán decidió no jugar y ser preparador físico, hoy integra el Barranquilla F.C.

133
Cuando pretendía continuar con su carrera como jugador profesional el colombiano John Sneider Farfán González en uno de los partidos de categoría sub-20 pisó un hueco provocándole una distención de ligamento y luego enfrentó un esguince de tobillo, episodio que lo obligó a replantear sus aspiraciones; efectivamente se fue por la dirección técnica, se especializó en Argentina y actualmente en Colombia el huilense es el preparador físico del Barranquilla Fútbol Club.

Por: Isauro Quintero Barrera
Twitter: @chequiba
Instagram: chequiba
Especial/24-7Semanario

Cuando integraba las divisiones menores del Itagüí tras llegar con esfuerzo y capacidad futbolera un episodio le obligó a cambiar el rumbo de la vida al huilense John Sneider Farfán González, “hice parte seis meses del equipo de la B, logré jugar muy poco, en un enfrentamiento contra Envigado en la categoría sub20 pisé un hueco y tuve una distención de ligamento, eso fue constante, recaí tres veces en la misma lesión, tuve un esguince de tobillo también traumático ya todo eso empezó a replantearme si realmente quería ser jugador o buscar otro rumbo y decidí no jugar más”.

Desde muy chico su amor al fútbol ha sido grande, tanto que el deporte es el que la ha enseñado a resistir y darlo todo, John se identifica con la pasión en todo lo que hace, valora la lealtad, lo ve como un tesoro, su bastón es la disciplina fundamental en alcanzar lo que hasta hoy ha logrado obtener e igualmente el respeto como persona y profesional. 

Sus inicios fueron en el municipio de La Plata ubicado en el departamento del Huila, pero vivió cerca de trece años en la localidad de La Argentina donde hoy recuerda los amistosos, los Juegos Intercolegiados hoy Supérate, las preselecciones Huila y la beca que ganó en el Colegio Utrahuilca gracias al apoyo de Yael Garaviño y donde terminó sus estudios de bachillerato.

Farfán estudio en la República de Argentina, tiene experiencia en Ecuador y Colombia.

Una vida de pruebas, hoy lo llenan de éxito

En la ciudad de Popayán Sneider jugó en la primera C en el Atlético Cauca cuando inició sus estudios de Educación Física en la Universidad del Cauca, tiempo después hizo una prueba en el Itagüí y jugó dos años en las divisiones y allí fue donde sufrió el incidente que lo sacó del juego.

Sus primeros pinos como preparador físico los hizo en Porto Viejo Ecuador gracias al profe Jairo Enriques padre de una gran amiga, allí estuvo solo dos meses ya que las expectativas no se cumplieron, luego de un tiempo decidió viajar a Buenos Aires Argentina, “quería capacitarme como técnico de fútbol inicialmente duraba dos años, no conocía a nadie, era la primera salida del país, también la primera vez en montar en avión, soportar estar lejos de la familia pero cuando vamos por los sueños se soportan, entré a estudiar en la escuela Nicolás Avellaneda ahí hago mi curso de técnico durante dos años como técnico AFA de fútbol profesional, luego me especializo en preparación Física en la Asociación de Profesores de Educación Física del Fútbol Argentino y hago un curso de postgrado de musculación, como también con el Instituto de la FIFA el SIES en Derecho y Management Deportivo donde enseñan comunicación y otros aspectos” explicó con detalle.

En el país gaucho dirigió en las divisiones inferiores del Nueva Chicago categoría AFA, coordinó un Centro de Alto Rendimiento en el que se entrenaban jugadores latinoamericanos y de otros países, así mismo tuvo la oportunidad de trabajar con la Universidad de Buenos Aires y en el 2014 decidió regresar a Colombia, “llegué a trabajar con la Selección Huila fue algo muy emocionante, en la categoría 98, se mejoró el rendimiento que se venía haciendo, con la categoría 2000 tuvimos una actuación bastante destacada en la ciudad de Bogotá, varios de estos jugadores hoy en día hacen parte del fútbol profesional, luego decido renuncia porque quería crecer y decido venir a la ciudad de Barranquilla” agregó.

“Recaí tres veces en la misma lesión, tuve un esguince de tobillo también traumático ya todo eso empezó a replantearme si realmente quería ser jugador o buscar otro rumbo y decidí no jugar más”.

Su llegada al Barranquilla F.C.

Desde Enero de este año John Sneider Farfán fue contratado como preparador físico del equipo profesional Barranquilla Fútbol Club, en ‘La Arenosa’ lleva  viviendo más de seis años, allí conoció a su esposa y su familia, “es una ciudad muy bonita, le debo mucho, me siento en un buen lugar, quiero seguir viviendo aquí, hay mucha afición por el fútbol, aquí conocí a mi esposa, mi hija, hace seis años llegó, estuve de novios tres años con mi esposa y ahora vivimos juntos, ella tenía una hija de 5 años y hoy es mi hija también, ahora ellas son todo, son mi vida y fortaleza para seguir en el juego, el 29 de mayo estaremos cumpliendo seis años de empezar nuestra relación”.

Su trabajo en esta nueva ciudad inició en el Club Academia Rebolo donde estuvo tres años hasta el 2018, luego el 26 de diciembre del mismo año empezó a trabajar con la Liga de Fútbol del Atlántico como preparador físico, días después lo pasan a la categoría sub20 del Barranquilla Fútbol Club donde estuvo hasta el año pasado y este año se convirtió en el preparador físico de la profesional del mismo elenco.

¿Cuál ha sido la situación más difícil que ha tenido que enfrentar?

Han sido varias,  la más difícil fue hace dos años con unos problemas de salud, tuve unas dolencias musculares por todo mi cuerpo, donde se hicieron diferentes estudios y no encontraban las causas, fue una etapa bastante difícil, aprendí que caminar es muy importante, a veces en el día a día no valoramos lo que tenemos y para ese momento caminar era difícil, no dormía bien, me levantaba a la madrugada, me dolía la espalda, el lumbar, trapecio, mi esposa siempre estuvo allí apoyándome, trabajé así pero era un esfuerzo bastante grande, cumplía con mi trabajo por respeto y disciplina, después gracias a Dios encontré a una persona que empezó a darse cuenta que era lo que me ocasionaba esto y afortunadamente hoy estoy muy bien, no he vuelto a sufrir de nada, esto se superó y ahora cada vez que corro o puedo caminar siento que es algo maravilloso, porque en su momento sufría mucho para hacerlo. 

“Barranquilla es una ciudad muy bonita, le debo mucho, me siento en un buen lugar, quiero seguir viviendo aquí, hay mucha afición por el fútbol”.

¿Qué recuerda de su niñez y su primer contacto con el deporte, fue el fútbol u otro deporte?

Muchos momentos de triunfo deportivo, tuve momentos muy agradables, de ganar, nos regalaban cosas, la gente nos ayudaba, que jugábamos todos los deportes en el pueblo, no como lo hay hoy en edades tempranas, sino que uno salía y jugaba voleibol, baloncesto, fútbol como para divertirnos, en los pueblos se puede jugar libremente.

¿Cómo llegó al Barranquilla Fútbol Club?

Desde que llegué a la ciudad siempre tuve la expectativa de ingresar a un club profesional y aquí era el Junior o el Barranquilla, las cuales sus divisiones inferiores trabajan en el mismo lugar, los enfrentamientos que teníamos siempre de liga si bien no lográbamos ganar o empatar siempre teníamos buen desempeño frente a ellos y eso fue importante para los acercamientos, así mismo mi esposa es cosmetóloga y en algún momento se dio un contacto y se logró acercar mi hoja de vida.

“La Segunda División es un torneo muy competitivo, bastante parejo donde se corre mucho, se lucha, no hay grandes diferencias entre un equipo y otro”.

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta en una pretemporada?

Son muchos aspectos, el fútbol hace un tiempo se pensaba que era lo físico y que eso era lo fundamental y luego lo técnico, hoy el fútbol tiene un enfoque muy global, muy holístico donde la parte física, técnica, táctica, psicológica es tan importante, hoy para hacer una buena pretemporada se deben tener en cuenta todos esos aspectos como un todo que hace parte del juego y es importante para lograr el objetivo que se busca o para fracasar en el mismo, es importante tener un equilibrio emocional, estar físicamente bien, nutrirse bien y aprender constantemente.

¿Qué importancia tiene la preparación física?

Es muy importante en el deporte, en el fútbol es algo que se trabaja mucho más en las etapas juveniles e infantiles, sobre todo en la juvenil donde se focaliza más sobre las condiciones físicas y se desarrollan más, en el fútbol profesional es importante la preparación física porque te va permitir estar en un buen estado de forma, no es importante para generar cargas y que el jugador rinda más, es más importante el saber para mantener eso que traen de sus etapas de desarrollo juveniles y no caer en sobre entrenamientos o lesiones que pueden incidir mucho en la carrera del jugador, es importante para manejar esas cargas adecuadas y lograr un rendimiento en el jugador, hay que ver que las cargas físicas en el fútbol profesional toman otra dimensión porque empiezan a ver cosas o presiones que en fútbol juvenil no hay, así que la carga emocional es bastante alta y por eso es importante tener en cuenta a la hora de hacer los trabajos físicos que se van a realizar. 

¿Cuál es el futbolista que más le ha sorprendido en la preparación física?

Cristiano Ronaldo, uno se sorprende por su capacidad física, por su disciplina, el cómo sabe explotar cada segundo de tiempo para mejorar su capacidad, eso es de admirar, es llamativo, para mi dentro de los gustos futbolísticos, me gusta más Lionel Messi pero valoro mucho el tema de la condición física de Cristiano; de jugadores que he logrado entrenar y que me han sorprendido uno de ellos es Deivy Balanta actualmente está en el Once Caldas, con mucho potencial físico, donde siempre había que pararlo un poco para que no se lesionara porque trabajaba a una intensidad alta, a este jugador no había que estarlo impulsando, sino que había que hablarle para que bajara un escalón de intensidad.

¿Qué diferencia hay en la preparación física de Argentina y Colombia?

Es bastante diferente, para nadie es un secreto que el fútbol argentino se caracteriza mucho por ese componente físico, donde se juega poco, pero se corre mucho, es intenso, fuerte, de mucha fricción, de duelos, es muy diferente a la de Colombia que es más de posesión, juego más pausado, se trata de jugar más, pero la intensidad es baja. Desde las etapas infantiles y juveniles es bastante exigente en Argentina y se preparan como atletas y luego se empieza a trabajar un futbolista y creo que acá se trabaja de manera alterna.

¿Qué opina del Torneo de la B y el rendimiento de los jugadores?

Es un torneo muy competitivo, bastante parejo donde se corre mucho, se lucha, no hay grandes diferencias entre un equipo y otro, para nosotros no ha sido una buena temporada, pero aun así enfrentamos al Atlético Huila aquí en Barranquilla terminamos 0-0 y era un partido que merecíamos haber ganado por juego, aunque es importante ganar y es lo que queremos el club tiene un objetivo claro y es tratar que esos jugadores que tenemos sumen experiencia para que después puedan ir al equipo profesional del Junior, eso a veces hace que se cambien los objetivos, porque por la juventud a veces cuesta bastante, nosotros tenemos jugadores de 16 años que van hacer profesionales pero están en procesos formativos, nuestro equipo tiene en promedio de edad por partido aproximadamente 19 años.

“En la preparación física es importante tener un equilibrio emocional, estar físicamente bien, nutrirse bien y aprender constantemente”.

Evidentemente estamos en deuda, queremos siempre más, estar más arriba pero tenemos presentes cuál es el objetivo principal, al club no le interesaría ganar si no promueve ningún jugador al Junior, Barranquilla Fútbol Club ha formado a jugadores como Teófilo Gutiérrez, Carlos Bacca, Luis Díaz, El Chino Sandoval, Vladimir Hernández, entre otros que han tenido la posibilidad de estar en las canteras, el último jugador es Fabian Ángel que ha subido al club profesional, entre otros.

¿Por qué los talentos huilenses buscan otros escenarios?

En el fútbol es un tema bastante complejo, en el Huila hay bastante talento, el tema de la competencia es fundamental, debemos mejorar la competencia nuestra como liga comparada con otras ligas es bastante diferentes, son muy pocos los equipos competitivos, las competencias son muy cortas, a nivel competitivo no es el adecuado si nos comparamos con Antioquia, Valle, Bogotá, Atlántico, esto hace que cuando se compite esté en desventaja, luego hace que el jugador tome la decisión e ir a otro lado y sigue ocurriendo, así mismo porque no ven la oportunidad en el Atlético Huila y como hay un solo equipo prefieren buscar otro lugar para lograr el sueño, así mismo falta escenarios.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp