Iván Duque impulsa “cerco diplomático

389

Duque, que debuta en la ONU, dijo que la crisis de Venezuela es un tema recurrente en todas sus reuniones en Nueva York y que tendrá un espacio importante en su discurso del miércoles ante la asamblea general.

“El mundo necesita que haya un verdadero y efectivo cerco diplomático para que pueda terminar esta dictadura y retornen las libertades y la democracia a Venezuela”, dijo Duque tras reunirse con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

“Nuestro discurso no es belicista, pero sí hacemos un llamado a la comunidad internacional para que denuncie y aplique todas las sanciones que sean necesarias”, afirmó Duque, que mantendrá una bilateral el martes con el presidente estadounidense Donald Trump.

Colombia, que recibió más de un millón de inmigrantes venezolanos en los últimos años, impulsa la creación de un fondo humanitario de emergencia para hacer frente al éxodo que llega desde el país vecino.

El canciller venezolano Jorge Arreaza anunció que quiere asistir a la reunión convocada por Duque con países donantes, instituciones financieras como el Banco Mundial, el BID y la CAF, agencias de la ONU y países receptores de migrantes venezolanos para discutir la creación de este fondo.

“Quiero ser muy claro en esto: lo que hay en Venezuela es una dictadura. Y lo que vamos a tener acá es un foro donde van a participar los países que defendemos la democracia y queremos la libertad para Venezuela”, dijo el mandatario colombiano, de 42 años, cuando fue consultado sobre la voluntad de Arreaza de asistir a la reunión.

La ONU asegura que unos 1,6 millones de venezolanos han emigrado desde 2015, cuando empeoró la crisis debido a una hiperinflación que pulveriza los salarios, a lo cual se suma una aguda escasez de medicamento y alimentos.

Venezuela exige indemnización

El canciller venezolano aseguró por su lado que Colombia es un “vividor del sistema internacional” y prometió boicotear la reunión sobre la migración venezolana.

“Nosotros tenemos planes de asistir a esa reunión y aprovechar el contexto, los presentes, para pedir recursos por al menos unos 500 millones de dólares”, dijo a periodistas el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza.

El dinero sería utilizado “tanto para refinanciar la repatriación de venezolanos que quieren regresar” como para “indemnizar a Venezuela por la inversión que ha tenido que hacer para recibir a por lo menos seis millones de latinoamericanos”, incluidos 4,5 millones que son colombianos, precisó.

Según Migración Colombia, en Venezuela viven unos 940.000 colombianos.

Los cancilleres de Argentina, Colombia, Perú, Chile y Paraguay anunciarán oficialmente el envío de una carta a la fiscalía de la Corte Penal Internacional en la que pedirán que se investiguen crímenes de lesa humanidad cometidos por el gobierno venezolano.

Para Duque este pedido puede “acelerar una investigación formal” y eso puede llevar a que hayan sanciones efectivas.

“Elevar la discusión y poner esta denuncia frente a los ojos del mundo es una invitación a que haya una gran coordinación para que las sanciones y la acción colectiva permitan que el pueblo venezolano recupere su libertad”, estimó.

Lo que quieren, dijo por su lado Arreaza, es desprestigiar la CPI, y se quejó de que el pedido a la corte utiliza como base un informe del secretario general de la Organización de Estados Americanos Luis Almagro, “un hombre que quiere la intervención y la guerra en Venezuela” y al que llamó “sicario general de la OEA”.

La CPI ya investiga a Venezuela, pero este pedido de países miembro la obliga a terminar la tarea y comunicar sus conclusiones.

OEA elaborará informe de migración venezolana

Luego de que el Gobierno de Colombia solicitara ante la Organización de Estados Americanos (OEA) reconocer el impacto de la crisis migratoria venezolana a nivel regional, esta organización informó que se creará un equipo de trabajo para abordar este tema y elaborará un informe completo sobre la situación.

El grupo será coordinado por David Smolansky y  por la directora del Departamento de Inclusión Social, Betilde Muñoz Pogossian. También será integrado por expertos y actores relevantes con responsabilidad en materia migratoria y refugio.

El primer propósito del grupo es producir un informe que evalúe la escala completa de la crisis de migrantes y refugiados venezolanos en la región e iniciar la ejecución de acciones de movilización de recursos para atender la crisis.

Dicho informe tendrá como foco la protección de los derechos humanos y la responsabilidad compartida y, por esta razón, el grupo deberá identificar dinámicas y razones de los flujos migratorios y de refugiados, así como describir las condiciones en que se encuentran en el terreno, sus necesidades más inmediatas, las de las comunidades de recepción,  las respuestas legales y humanitarias que han sido adoptadas.

El documento deberá incluir recomendaciones a los países receptores para atender la crisis y darle la mejor atención y protección a los migrantes y refugiados venezolanos, así como oportunidades de cooperación regional.

Esta decisión se tomó en el marco del foro hemisférico de la OEA, donde se abordaron los retos en materia de democracia, derechos humanos, seguridad y desarrollo de la región.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp