Gritos inocentes por una causa desconocida

420

Por: Leidy Guadalupe Hernández González

Por las calles de la capital del país, caminaba en busca de mi encuentro con lo anunciado como 1 de mayo, concentración por una marcha, era pues el día del trabajo.

Una cámara colgada en mi cuello sería testigo de cada paso y cada persona que se cruzara por mis ojos en aquellos instantes de ansiedad por oprimir el obturador.

El oscilar de las banderas las dejaron al descubierto, la multitud, marcada en grupos por distinción de colores, me recordaba la división de toda un población por la búsqueda del poder y los cargos administrativos y públicos, todos aquellos actos de la que los niños, participantes no tenían idea de la razón de marchar y gritar de la mano de sus padres.

Mis pasos fueron en contravía de la movilización, mis ojos buscaban lo que quedaría luego para el recuerdo, la historia, en medio de los cantos de aclamación, reclamo y rechazo empezaron pequeñas personas a pasar frente a mi, no todos al tiempo, muy pocos, fueron quienes me halaron la atención y con sus gritos inocentes hicieron que la cámara los retratará.

La manifestación dejaba en su paso un aliento cada vez más acosador de conseguir las mejores fotografías, consigo el continuo cuestionamiento de saber si aquellos pequeños sabían en qué estaban metidos, decidieron ellos marchar? fueron ellos quienes acudieron por su voluntad? o simplemente una misma y continua tradición sigue marcando desde los primeros pasos la forma de accionar y mostrarse frente a un estado que aún no se reconoce su accionar.

Fue así como poco a poco logré una visión un poco más amplia, de pasar de un plano cotidiano y pequeño a la inmensidad de las posibilidades que aquí, en la capital, se mantiene como una tradición, una manifestación, un llamado para el encuentro, un espacio para vociferar y dejar una línea más, escrita en la inmensidad de la historia a la cual este escrito también pasa a ser parte.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp