En países de América Latina se alerta sobre eventuales rebrotes de Covid-19

66

Diversos países de América Latina se deben alistar para enfrentar rebrotes de la enfermedad del Covid-19, tras la apertura de su economía, teniendo en cuenta la evolución que ha tenido la pandemia, según lo advierten los científicos y organizaciones médicas de la región. Esto, mientras algunas autoridades de alto nivel van saliendo de la enfermedad y otras llaman a la unidad para combatir el virus.

En América Latina y el Caribe, el número de personas contagiadas de Covid-19 ascienden este miércoles a 4 millones 512 mil 880, siendo Brasil el país más afectado, con 2 millones 484 mil 649 casos.

Siguen, en su orden, México, con 402 mil 697; Perú, con 395.005; Chile, con 349.800; Colombia, con 267.385; Argentina, con 173.355; Ecuador, con 82.279; Bolivia, con 72.327; República Dominicana, con 64.690 y Panamá, con 62 mil 223 infectados.

En Colombia, el presidente Iván Duque anunció la ampliación del aislamiento preventivo obligatorio hasta el 30 de agosto.

En Colombia, con 267.385 contagios y 9.074 fallecimientos, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, pidió que las personas que sean hipertensos, diabéticos y obesos no salgan a la calle en momentos en que se está pasando por el pico de la pandemia y varias localidades están en cuarentena estricta.

«Personas con hipertensión, con diabetes y con obesidad entran en cuarentena independientemente si su localidad se encuentra o no en aislamiento, esto debido al nivel de riesgo que implican las comorbilidades ante un posible contagio», declaró.

En Chile, con 347.923 enfermos y 9.187 decesos, las autoridades conservan el estado de catástrofe y toque de queda nocturno, acciones resguardadas en calles por policías y militares, además de que mantiene el cierre de fronteras, la suspensión de clases y la paralización de las actividades comerciales.

El Ministerio de Salud de Chile anunció el fin de semana pasado el levantamiento parcial de cuarentenas en siete de los 40 municipios existentes en la región Metropolitana, que concentra un tercio de la población a nivel nacional.

La decisión se toma en vista de una baja sostenida en los nuevos contagios y en la tasa de positividad de las pruebas PCR, en criterio de las autoridades.

En Argentina, con 167.416 casos, de los cuales 3.059 fallecieron, el presidente Alberto Fernández convocó a la unidad e integración para construir un nuevo país cuando la pandemia sea superada.

El mandatario encabezó, mediante videoconferencia, la apertura del Plenario Nacional de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), donde instó a «reescribir la economía pensando en un gran acuerdo, donde todos seamos actores, partícipes y donde todos ganemos».

«Estamos viviendo un tiempo difícil y único en Argentina y en el mundo que nos obliga a repensar el presente y el futuro. Nadie sabe a ciencia cierta dónde está el final de esta enfermedad que nos toca vivir, pero tenemos que integrar a todos los sectores de la sociedad», enfatizó.

En Ecuador, con 81.161 contagios y 5.532 defunciones, el presidente Lenín Moreno dispuso que los grandes contribuyentes paguen anticipadamente el Impuesto a la Renta (IR) para atender las necesidades de los sectores más vulnerables y afectados por el Covid-19

La decisión fue adoptada a través de un decreto ejecutivo que el mandatario firmó el lunes, informó en rueda de prensa virtual la directora del estatal Servicio de Rentas Internas (SRI), Marisol Andrade.

«El decreto será publicado hoy, está ya firmado por el presidente (…) Los recursos que se recauden serán destinados a atender a los más vulnerables, a los programas de alimentación y salud, y a fomentar el programa ‘Reactívate Ecuador’, que apoya con financiamiento al sector productivo», dijo la funcionaria.

En Uruguay, científicos nacionales se sobrepusieron a la escasez de recursos y ofrecieron soluciones contra la pandemia en el país, afirmó la decana de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República (Udelar) de Uruguay, Mónica Marín.

«Vimos acercarse la pandemia y se tomaron medidas como la importación de los reactivos base para después armar los ‘kits’ (paquetes) de diagnóstico», explicó Marín en entrevista con Xinhua.

La profesora, investigadora y bioquímica, quien además fue elegida en 2018 como la primera decana de la Udelar, remarcó que este avance «se dio sin un refuerzo presupuestal, más allá de alguna redistribución de fondos ante la emergencia sanitaria».

En Venezuela, la alcaldesa de Caracas, Erika Farías, reiteró que la ciudad se encuentra «en emergencia informativa y preventiva» hasta que se puedan cortar las cadenas de propagación de la COVID-19.

«Caracas está entre los estados que mantiene la cuarentena radical, por ser de los estados epicentro de la pandemia en nuestro país, tenemos para el día 2.043 casos activos de COVID-19», señaló Farías.

Recordó que, en la condición de «cuarentena radical», sólo pueden operar en la ciudad tres áreas económicas, que son: el comercio y distribución de alimentos, las farmacias y los expendios de productos de limpieza y desinfección.

En Bolivia, el Ministerio de Salud prevé que hasta fin de año el país experimente un rebrote de nuevos casos de COVID-19, luego que hasta octubre se registre el descenso de los picos altos.

La ministra de Salud, Eidy Roca, en una teleconferencia con medios locales, desde su centro de aislamiento tras ser contagiada con el nuevo virus, realizó una evaluación del avance del virus en el país y consideró que se aprecia una situación compleja de casos con una curva ascendente incontrolable.

No obstante, consideró que en octubre está previsto que se inicie el declive de los techos altos de casos, principalmente en el occidente de Bolivia donde recién se están manifestando los masivos contagios.

Por lo pronto, Jeanine Añez, líder del gobierno interino apoyado por la oposición, informó que superó la enfermedad y que se dispone a retornar a Palacio Quemado, en tanto, que el candidato presidencial por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, negó estar infectado, como señaló el ministro de Gobierno, Arturo Murillo.

En Brasil, con 2.442.375 casos y 87.618 muertos, el presidente Jair Bolsonaro retomó a su rutina de trabajo en el Palacio de Planalto después de anunciar el sábado su recuperación de la Covid-19, que le había sido diagnosticada el 7 de julio.

Durante casi tres semanas, el mandatario brasileño trabajó en la residencia oficial del Palacio de la Alvorada, en Brasilia, donde vive con su familia, y desde allí firmó documentos digitalmente, celebró reuniones y participó de ceremonias por videoconferencia.

En tanto, un grupo de fiscales del Ministerio Público de Sao Paulo, foco de la COVID-19 en Brasil, lanzó un proyecto destinado a homenajear a las víctimas de la pandemia con la creación de una «cápsula del tiempo» que será abierta en 2030.

Por lo pronto, Brasil tiene en marcha 1.260 investigaciones sobre el nuevo coronavirus en las universidades federales del país, según un estudio de la Asociación Nacional de los Dirigentes de las Instituciones Federales de Enseñamiento Superior.

También se informó que el mayor campeonato de vela oceánica de América Latina, la Semana de la Vela de Ilhabela, se reconvirtió por la pandemia y este año tendrá su edición número 47 en forma virtual, con una regata en plataformas digitales, anunció la organización.

Por su parte, el Instituto Acero Brasil informó que la producción de acero bruto brasileño en el primer semestre del año bajó un 17,9 por ciento en el primer semestre del año, con un total de 14,219 millones de toneladas, debido a la paralización de 13 plantas debido a la pandemia.

Perú reportó este martes 5.288 nuevos casos de coronavirus, la cifra más alta en 24 horas desde que se levantara la cuarentena el pasado 30 de junio, para totalizar a la fecha 395.005 contagios del nuevo coronavirus (COVID-19).

De acuerdo con el reporte diario del Ministerio de Salud (Minsa), hasta la fecha se han realizado pruebas a 2 millones 270.717 personas, de las cuales 1 millón 875.712 han dado como resultado negativo.

Indicó que de los casos positivos, 13.408 pacientes han sido hospitalizados, 1.423 de ellos en unidades de cuidados intensivos con ventilación mecánica.

En tanto, «276.452 personas cumplieron su periodo de aislamiento domiciliario o fueron dados de alta de un establecimiento de salud».

«Lima Metropolitana sigue siendo la zona con el mayor número de infectados por COVID-19 con 192.748 casos positivos y Lima provincias con 16.461 casos», agregó el Minsa.

Perú vive actualmente un estado de emergencia que regirá hasta el próximo 31 de julio, y en el marco de lo cual se ha declarado cuarentena focalizada en siete regiones y un toque de queda nacional nocturno hasta esa fecha.

Aunque el país levantó la medida de cuarentena total el pasado 30 de junio, la población debe cumplir con normas sanitarias en espacios públicos para prevenir el contagio. Asimismo, las calles siguen custodiadas por efectivos de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas.

Aunque el estado de emergencia fue extendida hasta el 31 de julio, el presidente del país, Martín Vizcarra, anunció hoy que las Fuerzas Armadas continuarán en la calle hasta fin de año «para enfrentar no solamente la COVID-19, sino la delincuencia común y organizada».

Consideró que «que este trabajo conjunto, que ha dado buenos resultados, se mantendrá hasta fines de este año para garantizar» también la contención de los focos de criminalidad en el país.

En Cuba, las autoridades reportaron un incremento notable de afectados por Covid-19, al confirmar 37 nuevos casos en la última jornada, si bien no registra muertes por esa causa desde hace dos semanas.

El director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán, señaló que los nuevos pacientes fueron detectados el domingo mediante la realización de 3.212 pruebas de diagnóstico en todo el país.

Con respecto a la letalidad de la pandemia en la ínsula, dijo que es del 3,44 por ciento de los infectados, lo que ubica al país caribeño en el puesto número 21 de las Américas, y el 112 a nivel global.

Finalmente, autoridades de Salud de República Dominicana reportaron un acumulado de 64.156 enfermos y 1.083 defunciones, mientras que en Costa Rica hay 15.841 casos y 115 muertos. (Información y foto Agencia Xinhua).

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp