El terrorismo, estremece a Bruselas

420

Con aporte de agencia

Dos ataques con bomba en la zona de facturación del Aeropuerto de Bruselas-Zaventem y otro en el metro de la capital belga provocaron más de 30 muertos y 130 heridos.

Los atentados ocurrieron antes de las 08:00 am hora local en el momento de más congestión de la terminal aérea y el sistema de metro, en lo que parecen ser ataques coordinados.

Las autoridades belgas aseguraron que se trató de ataques terroristas y precisaron que en el aeropuerto uno de los perpetradores se inmoló.

El gobierno de Bélgica elevó al máximo el nivel de alerta terrorista a 4 y cerró todo el sistema de transporte público.

“Ocurrió lo que temíamos”, dijo el primer ministro belga, Charles Michel. “En este momento de tragedia, este momento negro para el país, llamo a todos a mantener la calma, pero también a mostrar solidaridad”.

Por su parte el primer ministro de Francia, Manuel Valls, aseveró que el continente está en guerra. “En los últimos meses Europa ha sido blanco de actos de guerra”.

Por su parte el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, indicó que llamó a su homólogo belga para darle las condolencias. Agregó que el canciller le confirmó que se escucharon gritos en árabe antes de las explosiones en el aeropuerto de Bruselas.

El fiscal federal anunció la puesta en marcha de una operación “para capturar a los autores de los hechos” y dijo que están revisando las imágenes de las cámaras de seguridad “para determinar si hay más autores de los atentados en fuga”.

Los ataques se producen a apenas cuatro días de la detención de Salah Abdeslam, sospechoso de haber participado en los ataques de París.

La fiscalía dijo que aparte de ciudadanos belgas hay víctimas de otras nacionalidades, aunque no especificó de qué países.

La 2

La 3

La 6

Las primeras detonaciones ocurrieron a las 7:45 am (hora local) cuando cientos de pasajeros intentaban chequearse para seguir su viaje, según las autoridades aeroportuarias.

“Hubo dos explosiones en la sala de salidas”, indicó la portavoz del aeropuerto Anke Fransen.

Las bombas detonaron muy cerca de las áreas de despacho de American Airlines y Brusseles Airlines.

Fuentes de Belgocontrol, el organismo que regula la navegación aérea civil en Bélgica y Luxemburgo, informaron que el aeropuerto ha sido cerrado y la mayoría de los vuelos fueron desviados a otros aeródromos de la región.

También se cerró el tráfico ferroviario que conecta las instalaciones aeroportuarias.

Imágenes de diferentes medios locales y redes sociales muestran como una densa humareda salía de una de las terminales del aeropuerto, mientras decenas de viajeros corrían hacia el exterior con maletas y otros enseres.

Rudi Vervoort, gobernador de esa zona, confirmó al diario Libre Belgique que se activó el protocolo de emergencia.

Zach Mouzoun, un pasajero que llegó al aeropuerto de Bruselas en un vuelo procedente de Ginebra unos 10 minutos antes de la primera detonación, dijo a la televisora BFM que la segunda explosión, más fuerte, derribó trozos del techo y rompió tuberías, mezclando el agua con la sangre de las víctimas.

“Fue atroz. Los techos se cayeron”, dijo. “Había sangre por todas partes, gente herida, maletas por todas partes”.

“Estábamos caminando por entre los escombros. Era un escenario de guerra”.

Otra explosión pasadas las 8:00 am dejó 15 muertos y 55 heridos en el barrio bruselense de las instituciones europeas, según informaron las autoridades de transporte belgas.

El centro de crisis del gobierno pide a residentes de Bruselas “permanecer donde están”.

Tras la detención de Abdeslam, el ministro belga de Exteriores, Didier Reynders, dijo que las autoridades habían descubierto que el sospechoso había creado una nueva red a su alrededor y tenía acceso a armas, aunque no había indicios en un primer momento sobre que él o el grupo Estado Islámico estuvieran implicados en los ataques del martes.

Alertas en capitales europeas

La policía federal alemana ha reforzado la seguridad en el aeropuerto internacional de Fráncfort, el de mayor tráfico de Europa continental, a raíz de los atentados de Bruselas.

Según medios locales, las fuerzas de seguridad han intensificado los controles personales en algunas áreas sensibles del aeropuerto, aunque evitaron citar algún peligro concreto.

La policía federal es la responsable de la vigilancia de las fronteras, lo que incluye los aeropuertos internacionales del país, con unos 2,500 agentes.

También el aeropuerto londinense de Gatwick reforzó su seguridad en respuesta a los atentados.

“Como resultado de los terribles incidentes de Bruselas, hemos reforzado nuestra seguridad y las patrullas alrededor del aeropuerto”, afirmaba un comunicado, mientras el primer ministro David Cameron anunciaba en su cuenta Twitter que presidirá una reunión extraordinaria de seguridad.

El presidente de Francia, François Hollande, también encabezó una reunión de emergencia.

“Quiero expresar mi solidaridad con el pueblo belga (…) El terrorismo ha atacado a Bélgica, el blanco es Europa, es el mundo entero” aseguró el mandatario francés.

“Estos ataques han seguido a otros (…) como el de París en noviembre del año pasado”, dijo. “El gobierno ha tomado medidas para asegurar las fronteras, la infraestructura, estaciones y aeropuertos”.

Hollande señaló que el continente debe “mostrar unidad a nivel europeo, a nivel mundial, los países deben actuar en contra el terrorismo (…) nos debemos unir, hoy fue Bélgica, ayer fue París”.

Francia permanece en estado de emergencia desde los ataques del pasado 13 de noviembre que dejaron 130 muertos.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp