El sueño de Doña Luz y sus achiras que hoy puede hacerse realidad

0
Desde la Oficina de Internacionalización se sigue trabajando para que día a día se cumplan los sueños de todos los emprendedores opitas. Conozca la historia de doña Luz y su familia.

Especial/24-7Semanario
Fotos: Alcaldía de Neiva

El sueño que alguna vez tuvo doña Luz, hoy es una realidad. Achiras Doña Luz está en el corregimiento de Fortalecillas, en la Carrera 2 # 3 – 32, un emprendimiento que nació hace aproximadamente seis años, con el fin de generar un ingreso adicional para la familia y hoy es el soporte económico de 30 personas.

“La idea fue de mi abuela que empezó con el proceso del bizcocho de achira, debido a que ya tenía la tradición de saber hacerlo desde hace 50 años, ella decidió retomar con este negocio porque quería tener un ingreso adicional para la familia”, contó Jorge Enrique Motta Vásquez, nieto de doña Luz.

Este emprendimiento nació hace aproximadamente seis años.

Empleo directo e indirecto

Jorge es hoy en día el que se encarga de llevar a flote este negocio, del que dependen aproximadamente 15 personas del núcleo familiar y adicionalmente otras 15 externas, que son los encargados de la producción y las ventas.

“Gracias a Dios nos ha ido súper bien con este emprendimiento, el turismo en el Desierto de La Tatacoa nos ha favorecido mucho, tenemos mucha clientela”, expresó Jorge Enrique.

Pero en Achiras Doña Luz no solamente se puede encontrar el delicioso y tradicional bizcocho de achira, sino que también todo lo relacionado con la dulcería: cortados de leche, manjares, arequipes, panderos y diferentes artesanías del Huila.

De este negocio dependen 15 personas.
En Achiras Doña Luz no solamente se puede encontrar el delicioso y tradicional bizcocho de achira, sino que también todo lo relacionado con la dulcería.

El sueño: Exportar

Actualmente, Jorge Enrique ha hecho contacto con la Oficina de Internacionalización de la Alcaldía de Neiva para poder dar a conocer sus productos en mercados internacionales, proceso que está siendo acompañado y asesorado para que los resultados sean los mejores.

“Mi expectativa es poder lograr buena acogida para, así mismo, hacerle publicidad, darnos a conocer más y crecer como empresa y llegar algún día a exportar nuestros productos. Quiero agradecer a la Oficina de Internacionalización de la Alcaldía que es la que nos está ayudando, hasta el momento, porque ninguna empresa más nos ha ayudado”, sostuvo el emprendedor.

Finalmente, la emoción de la señora Luz y su familia es demasiado grande, pues ella nunca se imaginó que sus productos pudieran ser exportados alguna vez.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.