‘El mago’ y soñador Carlos Ramírez a toda velocidad aspira clasificar a Tokio

158

Tener el nombre escrito en la historia de los colombianos que han alcanzado medalla en unos Juegos Olímpicos no es cualquier cosa, la vida del bicicrosista colombiano Carlos Ramírez Yepes cambió desde que se subió por la medalla de bronce en Río de Janeiro hace cuatro años; con el deporte ha aprendido a ser un soñador, a levantarse cada vez que cae y a enfocarse en sus metas.

Por: Isauro Quintero Barrera
Twitter: @chequiba
Instagram: chequiba
Especial/24-7Semanario

Ser el tercer colombiano en el BMX que ha alcanzado una medalla olímpica, no es arte de magia, es producto del esfuerzo, tenacidad, de enfrentar fuertes caídas y retos para lograr llegar donde está hoy, hace varios años un periodista deportivo en unas competencias en Berlín le apodó ‘el pequeño mago’ y le dijo así porque en la pista demostró una agilidad mágica, el antioqueño Carlos Ramírez Yepes alcanzó la gloria en sus primeros Juegos Olímpicos en 2016 en Brasil, allí se quedó con la medalla de bronce y ahora visualiza un nuevo podio en Tokio 2021.

Carlos nació en Envigado y actualmente compite por la ciudad de Bogotá, durante su vida también practicó otros deportes como el fútbol, la natación, baloncesto, es amante de los cars y se decidió por el bicicross, “las metas están muy claras y es clasificar a Tokio, representar a mi país, mejorar lo que se hizo en Río de Janeiro 2016, un reto que tengo, un sueño que tengo, me considero un soñador y con la ayuda de Dios se darán las cosas de la mejor manera”, dijo desde Estados Unidos.

“Las metas están muy claras y es clasificar a Tokio, representar a mi país, mejorar lo que se hizo en Río de Janeiro”.

Toma forma en Estados Unidos

La pandemia detuvo todas las competencias en el BMX y fue un momento que sirvió para tener una rutina que no acostumbraba con su familia y se aprendieron varias cosas, “que todo puede pasar, en esta vida no hay nada seguro, en esta vida en cualquier momento pueden cambiar las cosas como vimos en esta pandemia, aprendí a disfrutar las pequeñas las cosas, el tiempo con mi familia, disfrutar estar en la casa que era algo que no podía hacer muchos años por todos los viajes y todas las competencias, esto fue algo que disfruté bastante, estuvimos ahí en familia y pasando un buen rato” narró el medallista olímpico colombiano.

Se prepara en Estados Unidos, compitió en unas carreras nacionales en Kentucky.

Hace varias semanas viajó a Estados Unidos donde participó en unas carreras nacionales en Kentucky ya que la temporada internacional fue cancelada y esto con el objetivo de mejorar el nivel para obtener las marcas para su clasificación a Juegos Olímpicos de Tokio, “efectivamente estuve compitiendo, me sentía bien, fue una carrera de preparación para ver en qué momento estaba, como ya saben llevamos un tiempo sin competir y sin estar en el nivel que quisiéramos estar, pero es una buena manera de ver cómo estamos, a qué hay que llegar y cómo nos vamos a preparar en lo que falta de este 2020 para el 2021”.

Carlos ha sido campeón bolivariano, suramericano, mundial, medallista olímpico y en su cuerpo enfrentó dos fracturas en la mano izquierda donde se practicaron cinco cirugías, así mismo dos cirugías en su pierna izquierda y una en el codo y a pesar de ello su mente sigue intacta en seguir representando a Colombia hasta lograr la dorada en los Juegos Olímpicos.

Hace unos días en las competencias en Estados Unidos en su cuenta instagram carlosbmx compartió: “Definitivamente este fue un fin de semana de muchos aprendizajes. Un fin de semana, donde al final del día veo lo mucho que amo este deporte y lo mucho que quiero seguir dando lo mejor de mi día a día. Se vienen grandes cosas de acá en adelante, grandes retos y más que todo grandes sueños que sé que lograré hacer realidad con mucho trabajo. Nada pasa de la noche a la mañana, nada es instantáneo y más que todo los deportistas tenemos muchos años de trabajo detrás de nuestros logros y es algo que a veces no se valora. Solo puedo decir que voy con toda y dar más del 100% de mi para ser mejor deportista y más que todo una mejor persona en todos los aspectos de la vida”.

Usted es el tercer colombiano en el BMX que ha alcanzado una medalla olímpica, ¿Qué representa ello para ti?

Para mí es un orgullo muy grande, es un sueño hecho realidad, es algo que soñé desde que vi los Juegos Olímpicos por primera vez en Beijing en el año 2008, me puse esa meta y se logró; para mí ir a unos Juegos Olímpicos era lograr un sueño, pero alcanzar una medalla olímpica era un sueño mucho más grande, gracias a Dios se dio esa posibilidad de obtenerla.

¿Qué recuerdas de su clasificación a Río de Janeiro y al arribar a Brasil a las Olimpiadas?

La clasificación a Río de Janeiro fue muy dura, empecé muy bien después de una caída que frenó un poco, pero seguíamos siempre con la mente en alto y luchando por el sueño, cuando me dijeron que había clasificado y que iba poder representar a mi país en Río fue algo super bonito.

Llegar a la Villa Olímpica fue algo que se me revolcó por dentro, ver ese lugar tan grande, todas esas personas reunidas para ese magno evento deportivo, ver que ahí se respiraba deporte, todos querían, soñaban con estar ahí fue algo muy bonito que recuerdo.

“Para mí ir a unos Juegos Olímpicos era lograr un sueño, pero alcanzar una medalla olímpica era un sueño mucho más grande”.

La final fue con foto finish, ¿qué destacas de ese momento y cuando ya tienes la medalla olímpica en el pecho cuál fue el sentimiento?

Efectivamente fue un momento un poco tenso, creo que los cinco minutos más largos de mi vida, por así decirlo, fue algo que en verdad no sabía si estaba delante o no, yo sentía dentro de mí como que había quedado tercero, pero hasta no ver el foto finish y no saber o que me dijeran no iba a celebrar, hubo muchos momentos donde decían que nos iban a dar la medalla a los dos por lo que había pasado unos días antes en natación porque habían quedado dos o tres juntos con medalla de plata, fue algo muy bonito que estábamos esperando y se demoró bastante.

El deporte siempre ha sido parte importante, ¿cómo coordinas el tiempo?

El deporte para mí siempre ha sido algo primordial, muy importante desde pequeño, siempre ha sido mi prioridad, terminé el colegio me gradué y ahí decidí seguir mi deporte, continuar preparándome para representar a Colombia en unos Juegos Olímpicos y aquí seguimos en esas, dando lo mejor de mí, obviamente estudio en mis tiempos libres, tengo una carrera que estoy haciendo en la UPB y vamos en un proceso, seguimos luchando y dándola toda.

“Para mí fue algo muy importante volver a entrenar, volver a estar en la pista y disfrutar de lo que amo”.

¿Cómo encaras los momentos más difíciles en el deporte élite y cuál ha sido el más significativo?

Creo que los momentos duros es afrontarlos con la mente en alto, seguir luchando, seguir trabajando siempre, las cosas pueden cambiar de un momento a otro, ahora lo más importante es tener una mentalidad que te permita lograr el cambio, si te caíste o te golpeaste lo que tienes que pensar es volverse más fuerte que tocaste tu broke down por así decirlo y saldrás adelante.

¿Qué significó volver a entrenar, tener frente a frente la pista y poder ahora estar en el extranjero?

Para mí fue algo muy importante volver a entrenar, volver a estar en la pista y disfrutar de lo que amo, otra vez sentir esas sensaciones y volver a saber en qué momento estoy y cómo me voy a preparar para lo que viene, es un camino largo, sé que vendrán grandes cosas el próximo año.

Lo sucedido con los Juegos Olímpicos este año, ¿cuál es tu posición y el camino a Tokio cómo va?

Yo creo que todo cambió un poco, todo mejorará, ya sabemos que serán en el próximo año, solo lo viví de una manera que era un año más de entrenamiento y un año más de trabajo, para así afrontar este camino y llegar a Tokio a representar a mi país.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp