El Gobierno Nacional está abusando del ‘Fast Track’: Jorge Robledo

0 397

Por Jhon Freddy Figueroa

Sin titubear un momento frente a sus principios y los de la colectividad que representa, el senador y candidato presidencial por el Polo Democrático Jorge Robledo, ratificó sus denuncias sobre corrupción en todas las instituciones de gobierno.

Reitero, que el Fiscal Néstor Humberto Martínez no debe ser juez y parte en el escándalo de corrupción de la multinacional Odebrecht dada su cercanía con los altos dirigente de la compañía. Indicó que buscará las alianzas con otras colectividades en aras de vencer a la clase política dirigente que en las últimas décadas ha gobernado a Colombia y que la tienen sumida como uno de los países más corruptos del mundo. Se mostró así mismo preocupado por el manoseo que el Gobierno Nacional le está dando a la figura del ‘Fast Track’ para aprobar cuanta ley quiera con la complacencia del Congreso.

¿Cómo ve al Polo Democrático en el Huila?

Acá, mantenemos una fuerza importante y tenemos unos dirigentes coherentes que no se entregan y que entienden cuál es el papel que estamos jugando en Colombia y a la que he llamado de Convergencia Nacional. Acá haremos un esfuerzo por unir a todos los colombianos.

Su candidatura necesariamente acudirá a las alianzas

Ya tenemos unas conversaciones en adelantadas en Bogotá con los verdes y los de Compromiso Ciudadano, los de Claudia López, Sergio Fajardo Y Antonio Navarro y nuestra gente del Huila esta lista para hacer actividades.

¿Qué tanto lesionó al interior del partido la salida de Clara López?

Siempre es mejor que nadie saliera de las organizaciones pero siempre en la vida hay quien se retira. Yo digo que el 99% de la gente del Polo está aquí, basta mirar los congresistas. Era mejor que no hubiese pasado pero ya lo superamos.

¿Qué tan corrupto está el Congreso de la República?

Colombia tiene un proceso de corrupción sistémica no de manzanas podridas. Acá hablamos de verdaderas organizaciones criminales como manera de hacer política y que se inició con el Frente Nacional. El caso de Colombia es de una gravedad inaudita y es por eso que estamos muy por encima de los promedios mundiales.

Fernando Cepeda, profesor y politólogo es muy acertado al decir que más que corrupción lo que hay es organizaciones criminales que incluyen personas del sector público, políticos y personas del sector privado nacional y extranjera. Odebrecht no es un caso de manzanas podridas es una organización cuya cúpula es de delincuentes.

¿Y cuál es su fórmula para derrotar la corrupción?

Derrotar a los que nos han mal gobernado. El primer cambio que hay que hacer en Colombia es que no vuelvan a salir elegidos los mismos. Nuestra propuesta es llamar a los colombianos a que entiendan que el cambio empieza por cada uno de nosotros.

¿Le gusta en algo el proyecto de Reforma Política que está presentando el Gobierno Nacional?

No, por lo que contiene y no contiene. No quisieron poner el voto electrónico que es una forma anticorrupción muy buena y eso que está ordenado en la ley, pero el gobierno no lo cumple. No quisieron bajar el umbral del 3 al 2% y en las nuevas condiciones del 2018 eso puede sacar a fuerzas como el Polo del congreso y quieren hacer una que repudiamos y es la lista cerrada. La Constitución, hoy permite lista cerrada u abierta y consideramos que así está bien. La lista cerrada es una que amenaza al Polo y es mentira que se un mecanismo eficaz contra la corrupción porque lo único que logra es esconder a los rostros indeseables detrás de un figurón, pero a nosotros nos hace un daño muy grave. La mermelada va seguir como si nada, las manipulaciones y poderes electorales también. La Reforma Política de Santos es gato-pardista, ósea para que todo siga igual.

¿La lista cerrada es nociva para la democracia de Colombia?

Las listas pueden terminar organizadas por verdaderas mafias dentro de los partidos ósea lo que llamamos camarillas.

¿Y ustedes que alternativa han planteado al Gobierno Nacional en este aspecto?

Enviamos una comunicación de siete puntos pero no hemos tenido respuesta nuestras peticiones; eso si esperamos que no vayan a cambiar las consultas por ejemplo las indígenas y las de las minorías que las quieren cambiar vía ‘Fast Track’. Eso es un acto de mala fe.

¿Considera que el gobierno está abusando de la figura del ‘Fast Track’ en el Congreso?

Si, están presentando muchas cosas que no hacen parte de los Acuerdos de La Habana; por ejemplo quiero que el ministro del Interior nos diga en que párrafo de los acuerdos dice que hay que hacer lista cerrada y ese es parte del problema que estamos teniendo porque están interpretando de mala fe, cosas que están en los acuerdos.

El abuso es clarísimo, por ejemplo hace unos días el gobierno se reunió con las multinacionales mineras para decirles que tenía listo el proyecto para acabar con las consultas previas pero que no sabía si hacerlo por decreto o vía ‘Fast Track’ eso es interpretación de mala fe porque en ningún lado lo dice. Por ejemplo van hacer una reforma de tierras con 166 artículos por decreto. Es evidente que Santos está abusando de la buena fe, porque nosotros votamos por el SI por unas ideas generales y se inventan una interpretación que viola el espíritu de los acuerdos es una manipulación inaceptable.

¿Insiste usted en la inhabilidad que tiene el Fiscal General de la Nación para investigar el caso Odebrecht?

No hay como no insistir, porque está demostrado a la saciedad que en los bolsillos del fiscal suena plata por contratos que él, ha tenido como asesor de Odebrecht, en la Ruta del Sol, suena plata del grupo Aval que es socia de Odebrecht en la Ruta del Sol con Corficolombiana y debe ser investigada porque ha sido acusada por la multinacional de ser cómplice del soborno; estas son algunas de las inhabilidades del fiscal para no hablar de otras como por ejemplo que ya sabía del proyecto de la Ruta del Sol, o que fue él, quien aprobó el Compes de la vía Ocaña- Gabarra. El fiscal, está untado hasta el alma de esto. Por razones éticas y legales se debe declarar impedido. No se puede ser imparcial cuando está juzgando a sus íntimos compañeros de negocios.

¿Qué opinión le merece la política macro económica del gobierno Santos?

Ha sido un desastre. Este y el anterior gobierno que correspondió a Uribe, se sobre aguaron en un apolítica macro económica porque se ganaron la lotería de los precios mineros. Les tocó, una bonanza minera y eso fue por las carambolas de los precios internacionales y eso se acabó. El gobierno no corrige sus políticas y eso nos está hundiendo y eso lo dicen todos los analistas.

¿Qué opina de lo que está sucediendo en Venezuela?

Creo que lo que está sucediendo es lamentable porque la condiciones de vida de los venezolanos son muy duras. El grado de confrontación que se está viviendo es agudo y puede complicarse. Veo que Estados Unidos está metiendo la mano y soy de los que creo que nadie debe meterse en los asuntos internos de Venezuela y ante ese panorama solo digo que ojalá los venezolanos sean capaces de encontrar una manera de tramitar sus diferencias mediante mecanismos democráticos.

¿Cómo ve usted ese proteccionismo del gobierno Trump hacia los Estados Unidos?

No es proteccionismo; lo que él quiere es mantener las políticas de libre comercio pero en unas condiciones de mayor agresividad con los demás países en pocas palabras, tener más ganancias. Por ejemplo, con México quiere mantener el libre comercio pero empeorado para los mexicanos. Porqué desmontó el acuerdo TTP con Asia porque a los Estados Unidos les interesan más los acuerdos bilaterales que pueden exprimir más duro país por país que los acuerdos multilaterales. Ellos, no quieren abandonar el libre comercio, lo que quieren es empeorarlo para los demás países.

¿Es optimista con diálogos de paz entre Gobierno y ELN?

En el Polo hacemos votos para que sea un acuerdo que sea benéfico para el país; a pesar de todo lo que se dice del proceso con las FARC, pesa más lo positivo de desarmar a las FARC que lo que se pueda criticar del proceso. El llegar la desarme es de una inmensa importancia para la paz de Colombia, así hayan cosas que no nos gustan a mí y a muchos colombianos.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.