El Covid-19 sigue apretando

85

Es hora de reaccionar y cuidarnos más que cuando comenzó la pandemia.

Por Margarita Suárez Trujillo
Análisis/24-7 Semanario

Tras la nueva fase de aislamiento selectivo y voluntario, en donde se han dispuesto aperturas a sectores sociales y económicos, se establecieron protocolos de bioseguridad que infortunadamente no se están cumpliendo como debe ser. La seriedad que exige la grave pandemia a veces se toma a la ligera.

Urgente

Lo que está sucediendo en el Huila donde ya casi alcanzamos los 6 mil contagios, requiere un llamado urgente a que seamos estrictos en el cumplimiento de protocolos. Es la única manera de disminuir el riesgo de transmisión del covid-19 en la reapertura de las actividades económicas que se están implementando.

En todo lado

El contagio ha llegado a todos lados, afectando a ciudadanía en general y a funcionarios públicos. En la gobernación del Huila, en varias alcaldías del departamento, en el Concejo de Neiva, en la URI de la Fiscalía de Neiva, en las cárceles, hay un gran número de personas sufriendo los embates del Covid -19. La cifra de fallecidos en el Huila por el virus ya se acerca a 200 personas.

Muy cerca

Antes sabíamos de ocurrencias lejanas, ahora están llegando a gente cercana. La familia Fierro Nievas, que conocí hace mucho tiempo, están viviendo un drama por causa del virus. El padre, de nombre Alberto (87 años) falleció hace una semana; su hijo Ramón Alfonso (45) murió hace tres días, se supone que ya estaba curado y en la noche le sobrevino una recaída de la cual no pudo salir. Leonor, esposa de Alberto, y Lucero, otra de sus hijas, enfermaron y decidieron trasladarse a Bogotá en busca de mejor suerte en su tratamiento.

Recolección de Café

Nos preocupa la bioseguridad para el segundo periodo de recolección de café en los municipios del sur. La primera recolección, ocurrida en plena pandemia, salió bien librada, la gente estaba atenta a los protocolos. En esta segunda cosecha, que los toma más relajados, no se puede bajar la guardia.

Doble cara

La cosecha que vale un billón de pesos es la redención económica para muchos, pero también puede ser la desgracia si no se acatan estrictamente las medidas sanitarias. Cada paso bien dado en la labor de recolección, en el traslado de la gente y en su diario acontecer, es fundamental.

Tecnología

El Huila, según informe del Gobernador Luis Enrique Dussán, es pionero en tecnología para recolección de cosecha cafetera en tiempo de pandemia, al adoptar un nuevo esquema de lonas y derribadoras, que agilizan y generan menos costos de recolección. Sin embargo, la adopción de la tecnología obviamente no desaparece el virus.

Esfuerzo

Es bueno reconocer el esfuerzo del Comité de Cafeteros, Cámara de Comercio de Neiva, Cadefihuila, Coocentral, SENA, ICA, Policía Nacional, alcaldías del sur del departamento y Gobernación del Huila, para que el proceso sea un éxito en todos los ámbitos, en especial en seguridad y bioseguridad, para lo cual se creó el Plan Cosecha Cafetera. 

No olvidar

Hay recomendaciones que al principio de la pandemia acatábamos a pie juntillas y hoy muchos no aplican a pesar de que está creciendo el número de contagios. La Resolución 666 (qué número tan feo) de 2020, que reglamenta el protocolo general de bioseguridad, contempla normas que no podemos dejar de lado. Relajarnos creyendo que el virus se fue, es contagio seguro.

¿Qué responden?

Pregunto, por ejemplo, ¿Quiénes retiran sus zapatos al entrar a sus viviendas y lavan la suela con agua y jabón? ¿Quiénes se cambian de ropa antes de tener contacto con su familia al regresar del trabajo? ¿Quiénes mantienen separada la ropa de trabajo de las prendas personales? ¿Quiénes mantienen la distancia de dos metros entre personas? Las respuestas las dejo a su conciencia.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp