Dilación en la instalación de ventiladores en hospitales de Bogotá

99
Los centros médicos deben garantizar infraestructura y personal para ponerlos en operación.

Después de que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, advirtió que por la ocupación de las UCI de la ciudad era posible regresar a una cuarentena estricta, el Gobierno Nacional le anunció a finales de junio que le entregaría 130 ventiladores para darle un respiro al sistema de salud, que este domingo alcanzó el 83,9 por ciento en el servicio de UCI. 

Con esto parecía descartada la opción de declarar una alerta roja en el sistema hospitalario de la capital del país, que López había advertido que anunciaría de superarse el 75 % de esta ocupación. Hasta este domingo, 52 de los respiradores habían sido entregados en distintos centros médicos. 
 
No obstante, hay quienes cuestionan que luego de las vehementes exigencias de la alcaldesa al presidente Iván Duque por estos equipos, ahora que los está recibiendo, hay supuestas demoras en su instalación y puesta en funcionamiento. 

Carlos Fernando Galán, presidente del Concejo de Bogotá, publicó en Twitter una lista del personal médico que se requiere para las UCI, y preguntó si la ciudad ya cuenta con este para suplir la necesidad que surgirá con la instalación de las nuevas camas.  
 
“Nos preocupa mucho la ocupación de las UCI para pacientes de covid-19 porque entendíamos que la cuarentena era una medida para dar tiempo para fortalecer el sistema hospitalario de la ciudad”, le dijo Galán a este diario, y agregó: “nos preguntamos qué más se hizo para adecuar esas UCI, en equipos que requieren; qué se hizo en espacios que se debían adecuar, en términos de personal que debía estar listo para poner en funcionamiento estas UCI”. 
 
A esta inquietud se sumó el profesor e investigador de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes Daniel Mejía. “¿Entonces están llegando los ventiladores para las UCI, pero la Secretaría de Salud de Bogotá no tiene el personal médico listo para operarlos? ¿Es cierto que apenas ahora abrieron la convocatoria para contratar a este personal?”, indagó Mejía. 

Ayer, durante la entrega de 10 respiradores al Policlínico del Olaya –uno de los 40 centros médicos que están entre el 60 y el 100 por ciento de ocupación en UCI–, el secretario de Salud, Alejandro Gómez, explicó que poner estos respiradores al servicio de los pacientes tarda una semana aproximadamente porque, además de la instalación, el Ministerio de Salud tiene que hacer pruebas y una capacitación. 
 
“Vivimos tiempos extraordinarios. Nunca se había visto, ni en Bogotá, ni en Colombia ni el mundo, una condición como la que nos impone la pandemia, pero estamos respondiendo como sociedad, como sistema de salud”, señaló el funcionario. Además de los ventiladores dados al Policlínico del Olaya, en el sur de la ciudad, ayer se les entregaron a la Clínica San Rafael y al Hospital Universitario Nacional (HUN) 10 y 15 equipos de estos, respectivamente. 
 
“Esto nos va a ampliar la capacidad para atender pacientes respiratorios con el covid-19. En estos momentos nosotros tenemos 40 camas de unidad de cuidado intensivo; 20 están para la atención de pacientes con el virus, con estos 10 ventiladores vamos a quedar con 30 UCI dispuestas para la pandemia”, dijo satisfecho Miguel Ángel Murcia, director de la San Rafael. 

“Cuando se ‘entregan’ ventiladores en cajas es simbólico, pues no es hasta que indican en qué lugar exacto deben ser instalados y con qué tipo de conexión cuando realmente se puede proceder a ponerlos en funcionamiento. En esto hemos tenido dificultades”, reconoció Plata, y manifestó que para resolver el asunto se creó ayer un grupo entre el Ministerio y la Secretaría de Salud y la Gerencia del covid-19. 
 
“La idea del grupo es poder expeditar las instalaciones y tenerlos funcionando lo más rápido posible”, precisó Gómez. 

De la caja al paciente 

Jairo Pérez, director de la UCI del Hospital Universitario Nacional (HUN), que recibió ayer 15 ventiladores de los que entregó el Gobierno Nacional, explicó cuál es el proceso que ya arrancó para tener cuanto antes operando estos equipos. Empezó por aclarar que los ventiladores son entregados a los centros médicos que hacen la solicitud a la Secretaría de Salud, y que tienen la infraestructura y el personal suficiente para garantizar su funcionamiento. 
 
“El primer paso es armarlos, que eso se va a hacer mañana (hoy), el segundo paso es capacitar a la gente con el uso del dispositivo; no puedo manipular si no sé cómo se manipula. Tengo personal que lleva muchos años en ventilación mecánica, pero cada nuevo equipo puede tener un software diferente, o pudieron haber cambiado a una nueva versión, y el tercer paso para ponerlo a funcionar es inscribirnos en el sistema distrital de salud”, explicó Pérez. 

Para el caso de la HUN, se espera que las nuevas UCI estén habilitadas el próximo miércoles. Otro aspecto que debe tenerse en cuenta a la hora de poner en servicio los respiradores es que estos deben contar con un monitor. 
 
Pero no solo eso. Los pacientes de coronavirus en estado crítico –según explica Pérez– necesitan también disponibilidad de unidades de diálisis debido a que estas personas suelen tener fallas renales. 
 
“Es importante aclarar que el ventilador no resuelve el problema, hemos transmitido un mal mensaje, que es: si tengo ventiladores entonces tengo resuelto el problema, y no, más o menos el 60 por ciento de los pacientes que hacen neumonía con inflamación de pulmones fallece aun en las mejores manos, teniendo el respirador”, precisó el profesional. 
 
¿Hay suficiente personal? 
 
Por otro lado, a propósito de la inquietud del concejal Galán, hay preocupación por el desgaste que puede implicar para los centros asistenciales y sus trabajadores el tener que atender más unidades de cuidados intensivos. 
 
“Apenas llegaron los respiradores empezamos a organizar; quién cubre estas camas en la mañana, qué enfermera, qué terapeuta, quién por la tarde y por la noche. Incluso hay dificultades en el Distrito, en talento humano, que están que buscan gente para eso”, señaló el director de UCI de la HUN. 

Se completan 36.554 casos confirmados 

La velocidad de contagio del nuevo coronavirus inquieta en la capital del país. “Hace un mes Bogotá tenía 400 casos promedio por día, ahora tiene 1.200 promedio. Si bien estamos haciendo testeo masivo, esa velocidad de contagio es muy preocupante. Hoy tuvimos el mayor número diario de fallecidos (35). Seamos conscientes del grave momento que enfrentamos”, manifestó este fin de semana Claudia López, alcaldesa de Bogotá. 
 
Ayer se reportaron en la capital 1.288 nuevos casos positivos, con los que la ciudad ya completó 36.554. También se reportaron 29 fallecimientos, y así se completaron 826 desde que comenzó la pandemia. 

EL TIEMPO

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp