De la vereda a la ciudad, con sus guantes escribe la historia del fútbol femenino

234

Sus primeros balones eran de bolsas u otros elementos que encontraba en la vereda donde vivía, caminó por varios años más de tres horas para llegar a la escuela o una cancha a jugar fútbol; hoy la arquera Maritza López con sus atajadas, persistencia, fe y talento ha escrito su nombre en la historia de fútbol femenino colombiano e internacional. El partido continúa en la cuarta edición de la liga integrando actualmente el Club La Equidad Femenina.  

Por: Isauro Quintero Barrera
Twitter: @chequiba
Instagram: chequiba26
Especial/24-7Semanario

¿Qué sí?, ¿Qué no? parecía la canción, finalmente el Gobierno Nacional a través del Ministerio del Deporte destinó más de 1400 millones de pesos para la realización de la cuarta edición de la Liga Femenina Colombiana en medio de la pandemia, trece equipos participan y no todas las futbolistas tuvieron la fortuna de integrar las plantillas, Maritza López nació en Rovira, Tolima, se crio en el Huila, integró el Atlético Huila y ahora juega en La Equidad en la capital del país; la nueva y corta edición ya se activó con el partido del viernes entre Millonarios y Llaneros, las bogotanas golearon 5-0.

Un título nacional en la liga profesional femenina, un subcampeonato, una Copa Libertadores, se lee muy bien, pero lo que no saben muchos es qué hay detrás de quien consigue estos triunfos y así es la historia de Maritza López una destacada arquera que desde niña no tenía regalos, pero se conformaba con el amor de sus padres, “cada año nos daban una muda de ropa, en navidad no podíamos decir que queríamos regalos porque no se podía, no había con qué, a veces hacíamos balones con bolsas o lo que encontráramos, pero sabíamos que lo más importante era tener una familia unida y nuestros padres siempre han velado por tenernos bien, todo esto fue lo que me llenó de fuerzas para hoy ser lo que soy” recordó desde Bogotá la arquera huilense.

Fue campeona de Copa Libertadores y ahora integra La Equidad.

Su fortaleza física no es de ahora, Maritza caminaba por más de tres horas desde la vereda La Toma al municipio de Rovira, en el Tolima para ira a estudiar o jugar en una cancha, “con mis hermanos caminábamos mucho, nos levantábamos a las 3:00 a.m. para poder salir antes de las 4:00  y llegar al colegio a las 7:00 a.m, es por esto que digo que no importa si eres del campo, si te toca caminar, si no tiene juguetes, cuando persistes los sueños se cumplen” dijo.

Maritza López desde el 2017 integra el Atlético Huila y alcanzó grandes resultados con el equipo, uno de ellos fue el título de la Copa Libertadores en 2018, hoy en día tiene 27 años cumplidos el 11 de octubre y es la sexta de nueve hijos, “toda mi familia me inculcó el deporte, me hablaban de las historias de mi ídolo René Higuita, siempre he amado el fútbol, me corre sangre de fútbol, es una pasión que nace desde que tengo uso de razón” explicó con alegría.

Maritza no solo es arquera, ella estudia e interpreta la guitarra y el violín.

Del Huila para La Equidad

Las cosas en Atlético Huila Femenino se pusieron de castaño a oscuro, el equipo no participó en la liga y dio por terminado un proceso que se había solidificado hace varios años, los argumentos según las directivas presupuestos, Maritza tenía contrato con el equipo y dio por terminado con mucho dolor esa relación para llegar a Bogotá y ser acogida por La Equidad, “una responsabilidad muy grande, valores, éticos, porque debo dejar en alto mi departamento, mi familia, es muy importante, para mí ha sido algo duro dejar donde crecí pero ha sido un honor estar hoy donde estoy, daré todo de mi para ser mejor cada día”.

La cuarentena y todo lo vivido actualmente en medio de la pandemia del Covid-19 le ha enseñado a crecer, continúa con sus estudios en entrenamiento deportivo y ya está a punto de graduarse, lidera otros proyectos y ahora anhela levantar nuevamente la copa de la liga femenina, “todo esto aunque suene loco ha sido una bendición muy grande porque pude reactivar muchas cosas, dedicarme a muchos proyectos que habíamos dejado a un lado, poder compartir más con la familia, con los nuestros, también ha sido duro por la situación que se vivió durante todo este tiempo porque no sabíamos si íbamos a jugar, si podía jugar esta liga, por el asunto del club que ya habían dicho que no sacaban equipo, pero se mejoraron muchas cosas, ahora digo con tranquilidad que estoy en uno de los equipos grandes, ha sido una bendición  y disfruto del momento” explicó la arquera.

“A veces hacíamos balones con bolsas o lo que encontráramos, pero sabíamos que lo más importante era tener una familia unida y nuestros padres siempre han velado por tenernos bien”.

¿Dolió dejar el Atlético Huila, al menos así se leyó en redes sociales?

Me dolió de la forma que salí, la forma en que nos dijeron las cosas, amo el Atlético Huila porque fue el primer equipo en mi vida que me abrió las puertas para quedar en la historia y como se dieron las cosas para nadie es un secreto que fue duro no solamente para mí sino para mis compañeras que apenas estaban iniciando con este sueño, merecemos más respeto al equipo que hizo historia en un territorio, no puedo negar que me dio tristeza porque al principio de año llegaron varias opciones y decidí quedarme porque amo el equipo, sé que en algún momento de la vida nos pondrá nuevamente, el sueño que quiero es cuando me retire del deporte sea en el equipo de mi tierra.

¿Cómo ha sido esa experiencia de entrenar en medio de protocolos en una ciudad como Bogotá que tiene índices altos de contagio de coronavirus?

Uno no puede decir que no te da miedo, porque en cualquier parte puede estar el virus, pero hemos tenido en cuenta todos los protocolos la recomendaciones del médico, fisioterapeutas, profesores, dándonos los concejos, cuidándonos cada una de nosotros, ya todo cambio, no podemos hacer lo mismo que se hacía antes, pero sabemos que el mundo, la vida cambio y nosotros como futbolistas profesionales debemos velar por la salud de todas y ser responsables.

La Equidad debutará el 19 de octubre ante Fortaleza en la edición 2020 de la Liga Femenina Colombiana.

¿Qué opinión tienes del liderazgo de la mujer colombiana?

La mujer colombiana es valiente, emprendedora, ha demostrado que con fuerza y perseverancia se puede construir una sociedad y de realizar cualquier sueño, la mujer colombiana es una berraca, no nos rendimos ni en el campo, ciudad, ni pueblo, siempre aportamos para un mejor mañana.

¿Qué recuerdas de la frase, está dispuesta a dejar todo por su sueño?

Recuerdo mucho que en ese momento estaba en el hospital con mi hermana Tatiana y no tenía absolutamente nada de dinero en mis bolsillos, me llama el profesor Carlos Villarreal y me dice eso, sin saber nada dije sí, me tocó trabajar doble, vendí gaseosas para conseguir los pasajes, pero así llegó el ángel el profesor William Plaza del municipio de Suaza mis compañeras y me apoyaron demasiado.

Con la liga ahora todas las mayores de edad deben tener contrato, ¿qué opinas del momento actual del fútbol femenino colombiano?

Para nadie es un secreto que aún faltan muchas cosas, en el fútbol colombiano necesitamos una liga digna, no solamente de dos o tres meses, cuatro meses sino que sea todo el año, muchas de nosotras debemos de tener un trabajo adicional para cumplir con nuestros deberes, siempre voy hacer ese llamado, que los clubes crean en los procesos que esto si dan, lo hemos demostrado, pero lo único que necesitamos de los dirigentes es que nos apoyen, que el fútbol femenino si da apoyándolo.

“Me dolió de la forma que salí, la forma en que nos dijeron las cosas, amo el Atlético Huila porque fue el primer equipo en mi vida que me abrió las puertas para quedar en la historia”.

¿Qué esperas de la liga femenina colombiana en su versión 2020?

Somos solamente trece equipos, necesitamos más apoyo de los dirigentes de los equipos, que crean en el fútbol femenino, pero sé que esta liga así sea corta, vamos a hacer algo increíble, un gran espectáculo, que sea vea reflejado todo ese esfuerzo de las futbolistas, muchas chicas que soñaban estar en esta liga no están, pero por ellas por nuestras generaciones daremos todo lo mejor.

¿Cuál es el llamado de parte de las mujeres futbolistas a los entes gubernamentales y deportivos?

Que crean en el arduo trabajo, en el fútbol femenino, el compromiso que damos, hay algunos que dicen que como invertir en tan solo tres años, pero necesitamos que el fútbol sea visto en todos lados y en tan solo cuatro ligas las cosas son de historia.

Atajadas rápidas

¿Color favorito?: Azul
¿Música Favorita?: Romántica
¿Algún libro por recomendar para leer?: Donde el corazón Latió más fuerte de Vicente Munguia Hernández.
¿Café o chocolate?: Café
¿Sueño por cumplir?: Selección Colombia y seguir logrando fuera de Colombia otros proyectos.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp