¿Conoce el sangriento y trágico origen del Día de los Santos Inocentes?

0

Como suele pasar con la gran mayoría de las festividades de occidente, el Día de los Santos Inocentes es «mestiza».

Es decir, tiene elementos tanto religiosos -en este caso, del catolicismo- como paganos.

El 28 de diciembre, la Iglesia Católica conmemora el Día de los Inocentes para recordar la brutal matanza de bebés ordenada por el Rey Herodes I.

Cuenta la tradición católica, que días después del nacimiento de Jesús, el Rey Herodes fue visitado por tres hombres de oriente (Los Reyes Magos), quienes le informaron que les había sido revelado que acababa de nacer «el verdadero Rey de los Judíos».

Ante esto, el Rey Herodes sintió que su poder se veía amenazado, así que mandó a matar a todos los niños de entre 0 y 2 años de edad en el reino. La almas de estos pequeños fueron consideradas como los ‘Santos Inocentes’.

Este episodio ha sido retratado en múltiples ocasiones, como puede verse en la foto.

Ahora, ¿por qué lo celebramos con «bromas?

En la Edad Media, esta fiesta se combinó con la «Fiesta de los Locos», de origen pagano, que era un día del año en que la gente solía disfrazarse y absolutamente todo estaba permitido.

Por supuesto, la Iglesia Católica no veía esto con buenos ojos, por lo que poco a poco fue combinando las celebraciones en un intento de 1) Cristianizar todo el calendario y 2) Reducir los ánimos de la Fiesta de los Locos con un toque religioso. Y así llegamos hasta donde hoy estamos!

Fuente: History Channel.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.