Con agro y Mipymes arranca agenda de reactivación

83

Dos proyectos se destacan entre los siete que radicó ayer el Gobierno en el Congreso: el de impulso al emprendimiento, el crecimiento y la consolidación de las Mipymes, y el de alivios a las obligaciones financieras de los agricultores.

Ayer, al presentar el paquete de iniciativas, fuentes del Ejecutivo precisaron estos primeros proyectos y los que se irán presentando estos días surgieron luego del trabajo en equipo del gabinete ministerial y el presidente Iván Duque que definieron, además, los tiempos de radicación de las propuestas para su trámite en el Legislativo.

Se trata de una agenda focalizada en reactivación económica, fortalecimiento de la legalidad y lucha contra la corrupción.

Mipymes

Según la información suministrada por la Casa de Nariño, el proyecto de ley de impulso al emprendimiento, el crecimiento y la consolidación de las Mipymes busca que se aprueben medidas que faciliten la reactivación económica de las empresas, la creación de nuevos emprendimientos y la actividad emprendedora, con una regulación moderna que permita convertir a Colombia en una nación emprendedora. De aprobarse, el país tendrá bases sólidas para generar un antes y un después en el ecosistema de emprendimiento.

Con esta iniciativa legislativa se busca actualizar la Ley Mipyme, que tiene más de 20 años, y la Ley de Emprendimiento, que es del año 2006, incorporando medidas que se ajusten a las nuevas realidades de las empresas y mejoren sus condiciones, incluso para su reactivación económica.

Este proyecto incluye  una reducción de cargas y trámites para los emprendedores y Mipymes del país, con el objetivo de facilitar su creación, formalización y desarrollo, con un enfoque especial en aquellos emprendedores y micronegocios de las poblaciones más vulnerables, con el fin de acompañarlas en su consolidación y transformación.

El Gobierno pretende generar mayores oportunidades para ellos en el mercado de compras públicas, a través de condiciones que les permitan una participación más activa.

Teniendo en cuenta que los emprendedores y Mypimes necesitan poder acceder a recursos que les permitan desarrollar sus negocios, se va a incentivar el crecimiento y la llegada de más actores al ecosistema de inversión y financiación, con mejores condiciones que faciliten el acceso a estos instrumentos.

Con el objetivo de focalizar los esfuerzos, optimizar la gestión de recursos e incentivar una visión integral, se busca fortalecer a Innpulsa Colombia como entidad líder en la identificación, acompañamiento y promoción del ecosistema emprendedor, para facilitar el desarrollo, la competitividad y la productividad de las empresas colombianas.

Con la norma se busca, además, facilitar la apropiación del emprendimiento y la cultura emprendedora en la juventud colombiana, a través de los colegios y las instituciones de educación superior, con el objetivo de preparar futuros emprendedores con conocimientos modernos e idóneos que les permitan emprender exitosamente.

Adicionalmente, se busca otorgar beneficios tributarios para microempresas, crear un régimen diferenciado para poblaciones vulnerables, establecer un descuento en el pago del IVA para las empresas que se expanden por medio del modelo de franquicias, y suprimir las cargas tributarias que tienen algunas empresas.

Agro

El otro proyecto de ley tiene la intención de adoptar medidas para aliviar las obligaciones financieras y no financieras, tanto para pequeños como medianos productores del agro, incluyendo pesqueros, acuícolas, forestales y agroindustriales.

“Radicamos un proyecto de ley que beneficiará específicamente a los pequeños y medianos productores, que contempla varias medidas como la posibilidad de lograr acuerdos con los bancos por las deudas existentes, así como unos alivios financieros y no financieros para una serie de cadenas no priorizadas”, afirmó el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea.

Según explicó el Gobierno, esta medida se hace pensando en todas aquellas personas del sector del agro afectados por fenómenos sanitarios, biológicos, caída severa y sostenida de ingresos, afectaciones climáticas y, en general, por cualquier otro fenómeno no controlable por el productor que haya afectado su actividad productiva y comercialización impidiéndoles dar cumplimiento a las mismas.

Entre los alivios contemplados está la posibilidad de establecer acuerdos de pago a través del Banco Agrario de Colombia o con otros bancos, con obligaciones financieras cubiertas con garantía del Fondo Agropecuario de Garantías (FAG).

Esta medida faculta al Banco Agrario de Colombia (BAC) y a los intermediarios financieros con obligaciones cubiertas por el FAG, para realizar acuerdos de pago que incluyan descuentos a capital y condonación de intereses corriente y de mora, con deudores que tengan obligaciones vencidas al 30 de junio de 2020, en los términos que reglamente el Gobierno nacional.

A través de este beneficio, cerca de 140.000 deudores podrán normalizar su situación financiera ajustada a su nueva realidad económica y así contar con la posibilidad de acceder de nuevo al crédito.

También habrá un alivio especial a deudores del Fondo de Solidaridad Agropecuario (Fonsa) y ajustes a su normatividad para próximas intervenciones; definición de pequeño productor a través de la Comisión Nacional de Crédito Agropecuario (CNCA); y creación de un programa de alivio a obligaciones financieras y no financieras a las cadenas priorizadas por el Ministerio de Agricultura.

Información NuevoSiglo

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp