Colombia se une a la estrategia global Covax para la adquisición de la vacuna del Covid-19

102

El Presidente Iván Duque anunció este miércoles que Colombia formalizará esta semana el ingreso a la estrategia mundial conocida como Covax, conformada por 89 países, con el fin de garantizar la adquisición de potenciales vacunas contra el Covid-19 que están actualmente en desarrollo a nivel internacional.

“Colombia esta semana, de manera vinculante, se une a la estrategia global Covax para la adquisición potencial de vacunas, la dispersión también en territorio y algo que es también muy importante: una estrategia donde más de 80 países, en este momento, se vinculan y hacen un llamado a todo un universo de sectores farmacéuticos para examinar cuáles son las de mayor potencial, de manera que se tenga un acceso pregarantizado”, precisó el Mandatario, al intervenir en el espacio televisivo ‘Prevención y Acción’, que dirige desde la Casa de Nariño.

Al dar la noticia del ingreso oficial de Colombia a este mecanismo internacional, el Jefe de Estado indicó que, a través del Covax, los países de la coalición hacen un “llamado a muchísimos productores”, lo que “nos permitirá de alguna forma tener riesgos diversificados, pero, sobre todo, la preparación para tener acceso a una potencial y eventual vacuna”.

Sobre este mismo anuncio, el Ministro de Salud, Fernando Ruiz, recalcó que después de un conjunto de reuniones encabezadas por el Presidente de la República y consultadas con la academia, los gremios, las sociedades científicas y las diferentes instancias de gobierno, tanto del sector salud como de otros sectores, se tomó la decisión de participar en el Covax y de “entrar a comprar un número importante de vacunas para poder tener esta posibilidad de un riesgo mucho más reducido en términos de compras de vacunas”.

En el espacial de televisión Prevención y Acción, el ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, a instancias del jefe del Estado explicó todo el proceso para la obtención de una vacuna contra el Covid-19, así:

  • Las vacunas son usualmente desarrolladas por grandes centros de investigación especializada, que se unen con empresas farmacéuticas para desarrollar, producir y comercializar este biológico a nivel mundial.

Estos centros desarrollan un protocolo de investigación que cuenta siempre con un comité de ética, el cual está encargado de revisar y evaluar cada una de las condiciones de la vacuna, los posibles efectos adversos sobre las personas y da todas las recomendaciones sobre cómo proceder en caso de cualquier eventualidad.

  • Cuando el proyecto es aprobado, se lleva a cabo en varias fases. Una primera en donde se evalúa la seguridad; la segunda con la que se evalúa la eficacia; y la tercera es la fase en la que se prueba la vacuna de manera extensiva con miles de personas.

«En esta última se evalúa que la vacuna controle el contagio, reduzca la severidad de la enfermedad y tenga el menor riesgo posible», indicó Ruiz Gómez.

El estudio de fase tres empieza con un proceso de aprobación del protocolo en el país en donde se va a probar la vacuna. En Colombia el aval lo otorga el INVIMA.

El ministro de Salud aseguró que para el caso de la vacuna que ya se está probando, perteneciente a la farmacéutica Janssen, «el INVIMA ya realizó la respectiva verificación y aprobación del protocolo».

  • Después viene la fase de reclutamiento, que convoca públicamente a las personas que participarán como voluntarios en la prueba de la vacuna, en lugares donde haya un contagio creciente, de manera que estas puedan tener riesgo real de ser contagiadas.

Posterior al procedimiento de convocatoria y selección, el voluntario deja claro que entiende el procedimiento a realizarse, los riesgos que implica, y estar de acuerdo con el mismo, mediante la firma de un consentimiento informado.

Lo siguiente es realizar un proceso de selección aleatoria que divide a los voluntarios en dos grupos, uno recibe la vacuna y el otro placebo. Ninguno de los participantes ni los investigadores saben quién recibió la vacuna o no, para que el proceso sea igualitario. A esto en investigación se le conoce como doble ciego.

Una vez aplicada la vacuna o el placebo, se les hace seguimiento a las personas para establecer cuál es el riesgo que tienen, el que se desarrolló y cuál es la efectividad de la vacuna en contener el posible contagio.

Estos resultados luego son evaluados con mediciones de porcentajes de efectividad muy específica y con base en eso se desarrolla la posibilidad de comercialización de la vacuna.

Usualmente los estudios toman periodos de años; sin embargo, «en esta fase 3 que nos encontramos para el caso colombiano, se está planteando de 4 a 6 meses en arrojar resultados», dijo el jefe de la cartera de Salud.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp