Capturado polícia por feminicidio de Esmeralda Marín

0

El pasado 9 de diciembre de 2019 Esmeralda Marín fue hallada sin vida en extrañas circunstancias por su pareja sentimental en el lugar donde residía , 21 meses después se hace justicia.

Desde el comienzo este crimen fue catalogado como un suicidio, pues según Héctor Joel Urbano , patrullero de la polícia y pareja sentimental de Esmeralda, este la encontró sin vida cuando llegó a la vivienda donde residían en el barrio Álamos Norte de la ciudad de Neiva. Esmeralda Marín era enfermera y administraba un billar donde conoció al hombre que meses después acabaría con su vida.

Según la versión de Héctor , el día del crimen buscó a su esposa de una forma desesperada por todos lados, pero ella no le contestaba las llamadas, «preocupado» y sin recibir ninguna señal de su esposa decide entrar al apartamento encontrándose con una desgarradora escena , pues su esposa estaba suspendida de una soga, atada de manos, de rodillas sobre la cama frente a la ventana que da a la calle en un tercer piso.

Al momento de percatarse de lo que había sucedido, oculta el crimen a familiares y a las autoridades. La familia de Esmeralda se entera de este atroz asesinato por medio de noticias que empezaron a difundir diferentes medios de comunicación locales, su hijo mayor al leer la noticia y ver lo que le habia sucedido a su mamá , decide llamar a su abuela para que le confirmara si era cierta la noticia, la mamá de la víctima tanto como el hijo quedaron sorprendidos y no podían creer lo que esta sucediendo.

Desde ese momento la familia de Esmeralda empezó a dudar de que el feminicidio se tratara de un suicidio, pues el simple hecho de que urbano no les hubiera avisado en el momento cuando encontró a su esposa muerta, familiares de la víctima empezaron a suponer que se trataría de un asesinato.

Esmeralda Marín – la víctima.

Las versiones que el patrullero de la polícia Héctor Joel Urbano daba a las autoridades no concordaban con lo sucedido, pues durante la necropsia y tras una investigación se determinó que Esmeralda fue brutalmente golpeada, tenía golpes en el cuerpo y en el rostro. A partir de ahí muchas dudas empezaron a surgir, pues otra de las evidencias que quedaron expuestas en la necropsia es que, el cuerpo de Esmeralda presentaba tres heridas en el cuello no propias de una soga y en la posición en la que se encontraba el cuerpo en el momento del levantamiento no era de un suicidio, pues para los expertos era ilógico que estuviera de rodillas, atada de manos, suspendida a una soga que no superaba los tres centrímetros de grosor y sujetada a un tubo de aluminio que evidentemente no soportaría 57 kilos.

Estas evidencias que fueron recolectadas como: recolección de huellas dactilares, sumadas al resultado del fluido seminal y rastros de ADN en paredes y cuerpo de la mujer, dieron positivo para Héctor Joel Urbano, adicionalmente un último análisis practicado al cadáver y del cual esperaban ansiosamente el resultado, tiene que ver con la prueba epitelial, cuyo resultado tardó varios meses, que los restos de piel encontrados en las uñas de la mujer, pertenecen a su pareja sentimental.

La recopilación de estas pruebas apuntarían a que Héctor Joel Urbano era el principal sospechoso de este asesinato. Tras un arduo trabajo de investigación durante 21 meses , la fiscalía tomó decisiones comprobando que Urbano era el autor material e intelectual de este crimen lo que llevo a las autoridades a tomar medidas de aseguramiento en contra de Héctor Joel.

El día de ayer el uniformado fue detenido en la Estación de Policía de San Juan de Villalobos, en Putumayo, donde actualmente se encontraba laborando, hasta allí llegaron los investigadores del CTI que tras las evidencias recolectadas, los avances investigativos y la orden de captura, notificaron al uniformado de la decisión judicial, fue cobijado con medida de detención en centro carcelario, según la decisión del juez, al ser considerado un peligro para la sociedad.

El hombre, quien no aceptó los cargos y aún sigue tipificando el crimen como un supuesto suicidio, quedó tras las rejas, frustradamente intenta demostrar su inocencia basado en pruebas irreales, se conoció de su ex pareja sentimental, quien al parecer también fue víctima de maltrato por parte del policía, donde existen evidencias en poder de las autoridades que confirman la conducta violenta del hoy detenido.

Se esta a la espera de un último juicio donde se determinará cuantos años de prisión debe pagar Héctor Joel Urbano, por ser el responsable de este homicidio que enlutó a una familia opita. Actualmente familiares de la víctima aún no asimilan esta gran pérdida y esperan que este sujeto pague por lo cometido, aún asi sabiendo que no traerá de vuelta a una hija, madre y amiga, pero reconfortandose en que se hará justicia y este caso no quedara en la impunidad como muchos casos de feminicidios en el país.

Otras noticias de esta sección Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.