Caos en Turquía tras una sangrienta intentona golpista

452

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció que su Gobierno recuperó el control del país y que trabajan para terminar con el intento de golpe militar que dejó al menos 190 muertos y más de 150 heridos, y más de 1,563 militares detenidos después de una noche de explosiones, combates aéreos y disparos.

“El levantamiento fue un acto de traición y los responsables pagarán un alto precio”, dijo el mandatario en una rueda de prensa improvisada desde el aeropuerto de Atatürk, en Estambul.

El general Ümit Dündar, recién nombrado como jefe en funciones del Estado Mayor turco, declaró a los periodistas que “este intento de golpe ha sido desbaratado”, y confirmó la muerte “como mártires” de 90 personas: 41 policías, dos soldados y 47 civiles. Dündar añadió otras 104 personas descritas como “golpistas” a la lista oficial de fallecidos.

La presidencia turca instó en Twitter a los turcos a seguir en la calle, y advirtió contra “un nuevo brote en cualquier momento”.

Miles de turcos salieron a la calle durante la noche del viernes para hacer frente a las tropas que intentaban tomar el país, tras un llamado de miembros del gobierno a defender la institucionalidad.

Aunque la intentona golpista parece haber sido sofocada, todavía en la madrugada del sábado se escuchaban en Ankara y Estambul sonidos de fuertes explosiones, incluido al menos el estallido una bomba que golpeó el complejo del Parlamento.

Reportaron humo en la sala plenaria de la Asamblea General y aseguraron que los diputados se tuvieron que refugiar en una dependencia del sótano del edificio. Algunos policías y empleados de la Cámara resultaron heridos.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp