Buenaventura, completa ya su quinto día de paro cívico

0

El paro cívico que adelantan 89 organizaciones cívicas de Buenaventura, completa ya su quinto día y hasta el momento el panorama no es alentador en materia de respuestas concretas al pliego de peticiones de los bonaverenses.

Ellos, no sólo están pidiendo que el gobierno nacional decrete la declaratoria de emergencia social, sino que se acojan ocho puntos concretos establecidos por el mandato ciudadano, entre ellos; salud, educación, agua potable, territorialidad, empleo, protección al medio ambiente, atención a las víctimas y espacios de recreación.

Y es que según cifras oficiales del Departamento Nacional de Planeación, el índice de informalidad en el principal puerto marítimo colombiano alcanza el 90.3%, y el desempleo se ubica en un 62%, convirtiendo a Buenaventura en una bomba social que debe ser atendida de forma inmediata y efectiva.

Toda esta variedad de factores y de fenómenos estructurales que hoy reclama la población del puerto debe ser asumida en su totalidad por el gobierno nacional.

Es por eso, que desde el Senado de la República, hacemos un llamado al gobierno, a los ministerios, y agencias del Estado para que definitivamente implementen todo un plan integral de choque para superar la circunstancia de contingencia y la circunstancia histórica que vive el puerto de Buenaventura.

Ya ha habido en anteriores oportunidades intervenciones integrales de todo tipo, en el tema  de orden público, en el tema de manejo de convivencia, en el tema de consolidar la tranquilidad en el puerto, pero también promover ágilmente planes estratégicos para superar los temas de pobreza, marginalidad y desempleo.

Se necesita entonces, avanzar en programas, inversiones, agilizar prontamente la aplicación de forma inmediata del Plan Pacífico en todas sus consideraciones. Existen recursos, pero vemos que ha sido lenta la presencia en materia de proyectos en esta región y en toda el pacifico colombiano, en Buenaventura, Tumaco, y el Chocó.

El gobierno tiene que emplearse a fondo de manera rápida y estratégica para superar la situación de alteración del orden público, no sólo en Buenaventura, sino también en el Chocó y por supuesto, Tumaco, donde sus gentes de manera legítima reclaman soluciones de fondo.

El país no puede seguir de espalda a una región tan rica en materia hídrica, ambiental, ecológica, de fauna de flora, cultural y donde la gran parte del comercio de Colombia se mueve por nuestro pacífico, necesitamos avanzar con contundencia en la materialización de obras y planes y programas de choque que mitiguen las precarias condiciones que hoy padecen nuestros compatriotas del pacífico, queremos una Paz, pero con justicia social efectiva.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.