Así quedó la casa de periodista por huracán en San Andrés

45

De las cientos de familias que han resultado damnificadas por la emergencia se encuentra la de la reportera Vilma Jay, quien ha estado reportando la situación desde el archipiélago.

En los últimos días, cientos de familias han resultado damnificadas tras el paso del huracán Iota por el archipiélago de San Andrés y Providencia, a 18 kilómetros de distancia y el cual, de acuerdo con el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), se ha convertido en el primer huracán de categoría 5 en impactar directamente al país.

Hay que mencionar que aunque el ciclón dejó graves afectaciones en San Andrés, el peor golpe se lo llevó la isla de Providencia, donde dos personas murieron, seis quedaron heridas y una más está desparecida, según datos oficiales de las autoridades.

Una de las familias que resultó gravemente afectada por la emergencia que desató el paso del huracán Iota es la de Vilma Jay, una periodista colombiana que ha estado reportando la situación desde el archipiélago, en medio del dolor que viven sus habitantes tras haberlo perdido todo.

A través de sus redes sociales, la comunicadora compartió fotografías de cómo quedó la casa en la que habita su familia y a la que pudo volver tres días después del paso del huracán. La imágenes muestran cómo se desplomó el techo y quedaron destruidos otros objetos como ventanas, bombillos y tejas.

“Completamente destechada quedó la casa, aquí en La Loma, la casa que tantas alegrías nos ha dado. Este era el cuarto en donde me quedaba cada vez que venía de vacaciones, y miren cómo quedó todo completamente destruido”, contó la periodista. “Eso se recupera, lo importante es que todos están sanos y salvos”, reveló.

Me duele mi gente, mi isla. De todo sentí en el momento. Impulso, dolor, miedo y, sobre todo, impotencia por no poder hacer nada por mis tíos, quienes están damnificados por la pérdida de sus techos”, expresó Jay.

De hecho, la periodista conmovió a los colombianos al no poder contener las lágrimas en pleno informe para un noticiero local.

Fuente: Revista Semana

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp