Armas en EE.UU, un problema de difícil solución

413

Cada vez que se producen sucesos como el ocurrido esta semana en Parkland (Florida) que causó 17 muertes,  vuelven a resonar las voces que claman por acabar con el derecho de la tenencia de armas.

Sin embargo, no parece tarea fácil el lograrlo, puesto que los defensores de este derecho, con la Asociación Nacional del Rifle a la cabeza, se amparan en la Segunda Enmienda de la Constitución y para poder suprimirla o modificarla hace falta cumplir con unos términos difíciles de lograr.

Para poder introducir cambios en el texto aprobado en 1788 al que se incluyó la Segunda Enmienda en 1789 hace falta que dos tercios de los miembros de ambas cámaras del Congreso se pronuncien a favor y que también lo hagan tres cuartas partes de los estados del país, es decir, 38. Existe una segunda opción, a la que nunca se ha recurrido, de que dos tercios de los estados convoquen una convención constitucional.

Pero, ¿qué es lo que establece la Segunda Enmienda? “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas”.

Hasta el año 2008 se entendía que lo que significaba esta enmienda es que los ciudadanos no tienen el derecho individual de poseer armas sino que son las autoridades locales, estatales y federales las que tienen la autoridad de regular este aspecto.

Sentencia del Supremo en 2008

Sin embargo, todo cambió con la sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos del caso Distrito de Columbia contra Heller. Este ciudadano había contestado la constitucionalidad de la prohibición de la tenencia de armas en Washington, considerada como la más restrictiva del país, y los jueces del Supremo le dieron la razón, por cinco votos frente a cuatro, sosteniendo que la Segunda Enmienda establece el derecho individual de los ciudadanos a poseer armas.

“La Segunda Enmienda protege el derecho de un individuo a poseer un arma de fuego aunque no esté al servicio de una milicia y a usar ese arma para fines tradicionalmente legales, como la autodefensa en su hogar”, indicaron los magistrados.

Con este veredicto, el Supremo dio nuevos argumentos a quienes defienden el derecho de los ciudadanos a poseer armas, una defensa que está particularmente enraizada en los estados del sur, si bien parece que los ciudadanos cada vez están más concienciados de que hay que fijar alguna serie de límites, como controlar los antecedentes de aquellos que acuden a comprar un arma.

¿Cuántas armas hay actualmente en Estados Unidos?

Este es un dato difícil de verificar, con distintas estimaciones que hablan de entre 270 y 310 millones de armas en todo el país. Un estudio realizado por Pew Research Center hace cuatro años reveló que en el 37 por ciento de los hogares estadounidenses había un adulto que poseía un arma.

Y, ¿quiénes las poseen? El 74 por ciento de aquellos que poseían armas eran hombres y el 82 por ciento eran blancos, lo que supone que en total, el 61 por ciento de los adultos que poseían armas eran hombres de raza blanca, pese a que este grupo solo supone el 32 por ciento de la población de Estados Unidos.

Para los que abogan por un mayor control del derecho a poseer armas, el gran número de estas y la facilidad con la que se pueden adquirir son uno de los principales motivos que explican por qué en Estados Unidos se produce un número tan elevado de homicidios y de matanzas indiscriminadas.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp