50 muertos en un tiroteo en club gay de Orlando

416

Con aporte de agencia

Cincuenta personas murieron en un tiroteo en un club nocturno de Orlando que los investigadores han calificado como un acto terrorista, según el jefe de la policía John Mina.

Un hombre armado, Omar Mateen, un ciudadano estadounidense de 29 años residente en Port St Lucie,  tomó como rehenes un grupo de personas entre las 2 a.m. a 5 a.m.; cerca de 53 personas fueron llevados al hospital, según Mina.

El banco de sangre hizo un llamado para donantes de sangre para atender a las víctimas.

El estado de Florida ha sido declarado en estado de emergencia.

Los policías mataron al atacante, y lo calificaron como “un lobo solitario”. El hombre llevaba un rifle de asalto, una pistola y posiblemente un artefacto explosivo. Los investigadores están registrando la escena del crimen en el popular club frecuentado por la comunidad gay que esa noche celebraba una Noche Latina.

Unas 30 personas fueron rescatadas, dijo Mina. Unas 320 personas estaban en el club en el momento de los hechos.

El FBI se hizo cargo de la investigación. El agente Ron Hopper del FBI dijo que no podía confirmar un acto de terrorismo.

Mina dijo que el ataque no está relacionado con la muerte a tiros de la cantante Christina Grimmie el viernes en la noche en el Plaza Live de Orlando.

Kenneth Meléndez y un grupo de amigos estaban en el club, cuatro de ellos recibieron disparos y se encuentran en el Orlando Regional Medical Center.

“Es algo que solo se ve en las películas pero nunca piensas que te va a pasar a ti”, dijo Meléndez.

“Primero, cuando escuché los disparos pensé que era parte de la música, pero entonces me di cuenta de lo que estaba pasando. Empecé a corer y vi a alguien sangrando por un brazo”, dijo.

Meléndez afirmó que había ido al Pulse porque “era un ambiente seguro en el que puedes expresarte, Pero ya no”.

El club está ubicado en el 1912 S. Orange Ave. Testigos dijeron que se escucharon al menos 40 disparos.

Nueve agentes intercambiaron disparos con el atacante y un policía resultó herido en la cabeza, pero el casco lo protegió.

A las 5 a.m. las autoridades utilizaron un artefacto explosivo para distraer al agresor y entraron en el local con un vehículo.

Luego el departamento de bomberos entró en busca de explosivos.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp