Condena internacional a Corea del Norte por lanzamiento del misil intercontinental

543

Con aporte de agencia

El informe de las tareas de inteligencia de Seúl fue revelado horas después de que Pyongyang lanzara un satélite al espacio, una acción que ha motivado la rotunda condena de la comunidad internacional al considerarse un ensayo de misiles.

Agentes del Servicio de Inteligencia surcoreano (NIS) afirmaron, en una reunión especial con diputados de la Asamblea Nacional (Parlamento), que el régimen de Kim Jong-un se prepara para llevar a cabo la nueva prueba nuclear en cualquier momento, según la agencia de noticias local Yonhap.

El anuncio se produce en un momento en el que el Consejo de Seguridad de la ONU mantiene un debate en curso para imponer sanciones a Corea del Norte por la prueba nuclear del 6 de enero pasado.

El organismo ejecutivo de las Naciones Unidas también tiene previsto reunirse este domingo de emergencia en Nueva York, para abordar el lanzamiento espacial norcoreano.

El Servicio de Inteligencia de Corea del Sur aseguró además en la sesión informativa en el Parlamento que el satélite pesa unos 200 kilogramos, algo más que el primer dispositivo puesto en órbita por Corea del Norte en 2012.

Esto significaría que el artefacto no es operativo al tener un peso muy reducido, según la versión del NIS, que utilizó este argumento para calificar el satélite como “inservible” y reafirmar la tesis de que la nueva aventura espacial del régimen de Kim Jong-un ha sido un mero ensayo de misiles.

El régimen de Pyongyang, que prometió más acciones similares, describe sus lanzamientos como parte de un programa espacial pacífico y dijo haber puesto en órbita un nuevo satélite de observación de la Tierra, el Kwangmyongsong 4, o Estrella Brillante 4, menos de 10 minutos después del despegue.

Los cohetes y pruebas nucleares de Norcorea están considerados como pasos cruciales hacia el objetivo definitivo del país más hermético del mundo de amasar un arsenal nuclear de misiles de largo alcance.

Bajo el mando de su actual dictador Kim Jong-un, Corea del Norte ha prometido ampliar su arsenal nuclear a menos que Washington retire lo que Pyongyang considera una política hostil dirigida a derribar a su gobierno.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp