‘La Zarca’, la mujer que noqueó al machismo deportivo

280

Ser la primera mujer colombiana en ganar una medalla olímpica en boxeo es más que honor para Ingrit Lorena Valencia Victoria, “que una mujer practique un deporte rudo, no significa que tenga que ser como un hombre”. Toda una lucha ha tenido que enfrentar para avanzar, abrir espacios y consolidarse como referente mundial.

Por  Isauro Quintero Barrera
@chequiba isauro.quintero2012@gmail.com
Deportes/ 24-7 Semanario

El boxeo es uno de los deportes más antiguos del mundo, para muchos es rudo, para decenas de mujeres es un proyecto de vida y un deporte que aman; el boxeo femenino empezó a formar parte de unos Juegos Olímpicos en Londres 2012 y su inauguración fue en unos Juegos Panamericanos en el año 2011 en Guadalajara, México.

Año a año, la lucha de las mujeres para consolidarse en espacios que muchos juzgan que solo son para hombres ha sido importante, tanto que el reconocimiento ha aumentado, en el deporte igual, en caso del boxeo la oriunda de Morales, Cauca conocida como ‘La Zarca’ escribió su nombre con letras bronceadas en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016 en la categoría 51 kilógramos mosca.

El boxeo femenino empezó a formar parte de unos Juegos Olímpicos en Londres 2012

“Fueron mis primeros Juegos Olímpicos, esa medalla representa mucho para mí ya que soy la primera mujer en esta disciplina del boxeo que logra una medalla en estas justas, esto queda para la historia, abre muchas puertas a otras niñas que quieren cumplir este sueño” explicó con alegría la boxeadora olímpica Ingrit Valencia, “la experiencia fue única, fueron mis primeros Olímpicos y los disfruté al máximo”.

La caucana boxea para el departamento del Tolima y el estar en Río de Janeiro fue un sueño hecho realidad, hoy recuerda el uniforme azul que la llevó a consolidarse en esta disciplina en el ring en aquel 18 de agosto hace cuatro años en la semifinal ante la francesa Sarah Ourahmoune, “esta fecha es super especial para mí, porque hacía dos días antes había tenido un combate y había ganado la medalla bronce y esta era para asegurar la medalla de plata, la verdad me hace sentir muy contenta porque ese día di lo mejor de mí, traté de ganar ese combate, desafortunadamente no se pudo, pero las cosas pasan por algo, sigo entrenando fuertemente para obtener los resultados que siempre esperaba en este certamen”.

Sus títulos nacionales, bolivarianos, suramericanos, centroamericanos, la hacen una de las deportistas con más títulos, a mitad de 2021 será su ciclo olímpico tras el aplazamiento de los de Tokio 2020; Ingrit se pinta la uñas, arregla su cabello, se cuida, es esposa de Raúl su entrenador y también madre de un joven de 14 años, de hecho siempre ha dejado claro que el practicar boxeo no le ha hecho perder su feminidad, “así es, de verdad el hecho que una mujer practique un deporte rudo, un deporte de hombres entre comillas, no significa que tenga que ser como un hombre, al contrario tratar de no perder lo femenina que es y seguir su vida normal”.

La boxeadora Ingrit Valencia espera obtener su segunda medalla olímpica en Tokio 2020, por ahora está concentrada para lograr su clasificación.

¿Cuál fue la clave para llegar a los Olímpicos de 2016 y estar en el podio?  

La clave fue la perseverancia, dedicación, esfuerzo, disciplina, creo que el sentimiento que me da esta medalla (bronce) es muy grande, es inexplicable, porque son muchos años de trabajo, años de sacrificio que se hace, abandonar muchas cosas que uno en el momento no piensa hacer, como dejar la familia, abandonar ciertas cosas que uno viene haciendo por la disciplina, y no son ni cuatro ni cinco meses sino años, eso es lo que me lleva a obtener esta medalla y por todo el sacrificio que se ha hecho.

¿Cuáles han sido los retos más grandes y cómo los ha superado?

Efectivamente la vida es de altas y bajas, yo creo que no tengo bajas, todas las dificultades o los obstáculos que se me han presentado en la vida, trato de sobrepasarlos con mucho sacrificio y haciendo las cosas bien, lo más duro que de pronto he podido pasar en estos momentos es haber dejado mi hijo tanto tiempo y hoy en día ya es un adolescente de 14 años, cuando yo empecé a viajar el tenía 5 estos son años que me he perdido de él, pero creo que las cosas pasan por algo y mi hijo está creciendo en medio del deporte.

Durante la pandemia los sentimientos son distintos, las competencias han sido canceladas, aún no se tiene el cupo a las olimpiadas de Tokio, ¿cómo divisa el panorama?

En medio de esta pandemia lo que intento muchas veces es tener paciencia, pensar que esto no acaba aquí, los Juegos Olímpicos han sido cancelados, los harán en el 2021 y eso me llena de esperanza, motivación, de seguir entrenando para lograr mi objetivo, primero Dios, clasificar segundo y tercero estar en lo más alto ese es mi sueño y voy a trabajar para ello.

La boxeadora se entrena en casa en la ciudad de Ibagué, su esposo Raúl es su entrenador.

Entrenar cambio, ¿cómo lo has afrontado?

En medio de la pandemia no han sido fácil los entrenamientos, el no tener ring, no tener con quien hacer guante, no tener competencias, su preparación es difícil, pero sabemos que hay una enfermedad que está afectando al mundo, que todo está parado, que estoy en igualdad de condiciones ante muchos rivales, seguirme preparando desde la casa, afortunadamente tengo a Raúl conmigo, mi entrenador, él me entrena y esto ha sido más fácil para mí.

¿Cuál es el plan en lo que resta del año?

En este momento competencias, todos los viajes, giras, concentraciones, son inciertas, aún no nos han dicho nada, no nos han dicho cuáles son las competencias, todo está parado y más este deporte que es de contacto, estos son los últimos que vuelven a iniciar sus entrenamientos y concentraciones, nos toca esperar y como decía tener mucha paciencia.

¿Qué recuerdas del día en que ganaste el bronce en los Olímpicos de Río?

El día de mi competencia estaba muy tranquila, lo que hice fue descansar, para prepararme para en la noche competir, no pensaba solamente sino en ganar ese combate y avanzar a mi siguiente pelea.

¿Cuál es tu meta o sueño y cómo trabajarlo para materializarlo?

Tengo varias metas y sueños, tanto en lo personal como en lo deportivo, en lo deportivo es volver a una olimpiada y estar en lo más alto del podio y en lo personal ser una gran profesional para enseñar o ayudar a muchas personas que tienen el mismo sueño y en algún momento cuando inicié en el deporte yo tuve.

Su meta en lo deportivo, es volver a una olimpiada y estar en lo más alto del podio.

¿Qué opinas de lo que está pasando con los Olímpicos tras la pandemia?

Por el tema de la pandemia fueron cancelados este año, están para el 2021, esto significa que los aplazaron un año más, si en ese año los vuelven aplazar ahí si es preocupante el tema, porque ya no vuelve hacer el mismo, pierde mucha preparación, ring, guantes, pero en este momento estoy tranquila, un año más, un año menos no significa nada y el sueño de ir a los Juegos Olímpicos sigue vivo aún.

¿Cuándo ganes la medalla en Tokio la dejarás tocar de tus amigos y conocidos?

Habiendo tenido la experiencia con mi primera medalla, la de bronce obtenido en Río de Janeiro, creo que no la dejaría tocar, solo que la vean, porque hay muchas personas que no tienen cuidado y me la dañaron.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

× Contáctenos vía WhatApp